Mundo

Nobel de Economía apuesta por un impuesto a multinacionales del 25%

Joseph Stiglitz, ex director del Banco Mundial y premio Nobel de Economía, señala que el sistema de imposición de las multinacionales tiene más de 100 años, está desfasado y se presta a abusos.

El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz se mostró a favor de un impuesto mínimo de 25% para las multinacionales y calificó de "iniciativa fantástica" el acuerdo adoptado por los países del G20 que prevé una tasa de al menos 15%, en una entrevista a la AFP.

"Pienso que tendría que ser de 25%, pero la política es el arte de las concesiones, espero que llegarán al menos al 20%", declaró al margen del foro The European House - Ambrosetti en Cernobbio, en el norte de Italia.

"Como el gobierno francés que apoyó la fórmula de 'al menos 15%', creo que 15% es demasiado bajo" para acabar con la "carrera del mínimo" nivel fiscal, señaló el economista estadounidense.

LOGRO. En una entrevista en la emisora Europe 1, Bruno Le Maire, titular de Finanzas franés, dijo que haber obtenido un 15% es ya un logro que ha costado "días y noches" de discusión, pero que ahora intentará que el impuesto superior.

"El 15% es un compromiso. Luchamos para que se añadiera en el comunicado final 'at least' (al menos) un 15%. En las semanas que vienen vamos a seguir peleando, en particular con Alemania, para que la tasa sea lo más elevada posible", dijo Le Maire.

El Gobierno francés estaba de acuerdo en fijar dicha tasa al 21%, como pedía el presidente estadounidense, Joe Biden, pero admitió que "será muy difícil" subir del índice acordado en la cumbre del G7, en Londres, tras varios días de discusiones.

"Será muy difícil. Ya de por sí hallar un acuerdo fue muy difícil pero haremos todo lo posible para aumentarlo", dijo Le Maire, que defendió la labor del Gobierno francés en la defensa desde su llegada al poder en 2017 de tasar a los gigantes de internet en el país donde obtienen sus beneficios.

Los ministros de Finanzas del G20 aprobaron en julio un acuerdo para la imposición de un impuesto a las multinacionales, con el objetivo de poner fin a los paraísos fiscales, y que deberá entrar en vigor en el 2023.

El texto para esta reforma fiscal internacional fue consensuado por 130 países y jurisdicciones de los 139 que forman parte del llamado marco inclusivo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El acuerdo prevé establecer un impuesto global de "al menos el 15%" sobre las ganancias de las multinacionales y de repartir de forma más justa los derechos para gravar a estas empresas, sobre todo a los gigantes digitales, especialistas de la optimización fiscal.

SISTEMA ANTIGUO. "El sistema de imposición de las multinacionales tiene más de cien años y ya no está adaptado a la economía mundial del siglo XXI, es un sistema que se presta a los abusos", dijo Stiglitz. "El hecho de nivelar por debajo, en el que Luxemburgo e Irlanda han participado, ha socavado la solidaridad mundial y el sistema económico mundial", prosiguió. "Forma parte del lado oscuro de la globalización". "El G20 se comprometió a poner fin a esta carrera hacia bajo", es un "compromiso muy importante", reiteró el exjefe economista del Banco Mundial.


Carbono
En su último encuentro, en julio, los ministros y banqueros del G20 reconocieron la importancia de establecer un precio mínimo global del carbono como una herramienta potencial para abordar el cambio climático y de la coordinación para implementar acciones conjuntas que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero. Estas políticas que se buscan implementar pueden pasar por inversiones en infraestructuras sostenibles y tecnologías que promuevan la descarbonización y la energía limpia.

Dejá tu comentario