24 feb. 2024

Movida cartista confirma a Diesel y pretende anular a Jiménez Rolón

Por 5 votos a 3, el ministro César Diesel se proclamó nuevo titular de la Corte. Eugenio Jiménez fue electo vicepresidente segundo, pero no aceptó. Si accede no podrá ser candidato en el 2024.

Sesión del pleno de la Corte Suprema - elección César Diesel._c6aaf7b2-a351-4c86-8cff-4aa8470f44fe_40721456.jpg

No defraudó. La sesión del pleno estuvo para alquilar balcones, ya que uno de los electos no aceptó la designación.

El ministro César Diesel finalmente fue electo presidente de la Corte, con lo que se da una movida cartista, según algunos políticos. En la sesión, no estuvo el ministro Antonio Fretes. Fue por 5 votos contra 3 para Eugenio Jiménez Rolón.

La ministra Carolina Llanes fue designada como vicepresidenta primera, con 4 votos a favor y 4 en blanco. Según el ministro Alberto Martínez, no existe obligación de que tenga 5 votos para la elección como es el caso de la presidencia.

Sin embargo, la nota se dio en la votación de la vicepresidencia segunda. Es que, pese a que el ministro Eugenio Jiménez anticipó que no era candidato, fue electo por 5 votos a favor, 2 en blanco y 1 para su colega César Garay.

El ministro Jiménez no aceptó el cargo, ya que había anticipado que no quería ser candidato. Explicó que “hay puntos de vista para cada cosa, pero antes que un colaborador, puedo mantenerme en un obstáculo”.

Es que si es electo vicepresidente segundo, evidentemente, el año próximo, ya no podrá ser candidato a la presidencia, sino que deberá esperar hasta el 2025.

La no aceptación generó una discusión entre los miembros. El presidente en ejercicio hasta ayer, Alberto Martínez, insistió en que esto se tratara en la próxima sesión, pero se opusieron Víctor Ríos y Manuel Ramírez Candia.

Ríos explicó que no había obstáculo, ya que el ministro anticipó que no era candidato, y ante la no aceptación, debía ser nombrado el segundo candidato más votado, en este caso, César Garay.

Sin embargo, tanto Diesel como Martínez, insistieron en tratar en la próxima sesión, a más de considerar que no podría renunciar, ya que fue designado por sus pares.

A esto se sumó Garay, que estableció incluso la diferencia entre designar y elegir, como una especie de carga pública, sin que pueda renunciar a la designación como vicepresidente de la Corte.

Ríos señaló que “este no es un acto de condena. Solamente las condenas se cumplen aún en contra de la voluntad de la persona. Un acto de elección obviamente se basa en la voluntad del que quiere ser candidato”.

Incluso, dijo que, justo ocurría un 3 de febrero. Recordó que en el 89, la gente luchaba por ser candidato, y ahora, se quería imponer un cargo al que no quería candidatarse.

Al final, primó la mayoría y la decisión sobre su no aceptación del cargo será tomada el próximo miércoles, en la sesión del pleno de la Corte.

Es la segunda vez que ocurre algo similar. El año pasado, el ministro Manuel Ramírez Candia no aceptó por nota la vicepresidencia segunda. Pero su nota nunca se trató y en forma tácita directamente ejerció el cargo.

Por su parte, en el caso del ministro Eugenio Jiménez Rolón, que tampoco acepta el cargo, se tratará en sesión del pleno de la Corte, lo que dejará un precedente en casos de esta naturaleza.

Este no es un acto de condena. Solo las condenas se cumplen aún en contra de la voluntad de la persona.

Víctor Ríos Ojeda, ministro.

Hay puntos de vista para cada cosa, pero antes que un colaborador, puedo mantenerme en un obstáculo.

Eugenio Jiménez, ministro.

Se cumplió con la elección y que se debata en una próxima sesión, que sea llevada la situación a otra plenaria.

Alberto Martínez, ministro.

Nuevo presidente de la Corte Suprema niega injerencia del cartismo

El nuevo presidente de la Corte negó que haya sido puesto por el cartismo como titular de la Corte. También dijo que no tenía nada que ver con el denominado “clan Fretes”. Remarcó que para él, su colega Eugenio Jiménez era vicepresidente segundo.

Esto, en la reunión de prensa que se dio tras ser electo como nuevo presidente de la Corte para el presente año 2023. Estuvo en compañía del saliente presidente interino, Alberto Martínez Simón.

Diesel explicó que estaba contento, que seguirá con las políticas previstas con el plan quinquenal. Le consultaron sobre la no aceptación del cargo por Jiménez Rolón, a lo que Diesel respondió que ya se hizo la elección y él fue electo vicepresidente segundo. Remarcó que su no aceptación se vería en la próxima sesión, aunque aclaró que para él, el pleno ya decidió.

Por otro lado, sobre que fue puesto por el cartismo, alegó que era un absurdo total, que fue una elección entre los 9 u 8 ministros. Que, en ninguna de las tres elecciones hubo injerencia política.

Cuando se le consultó sobre su vinculación con el clan Fretes, a través de su hermano, alegó que no tenía negocios con su hermano, y que ya lo había aclarado.

Al final, también habló de la lucha que se dará contra la mora judicial, especialmente a través del expediente electrónico.

NO ACEPTARÁ. Por su parte, el ministro Eugenio Jiménez Rolón señaló que no aclaró que no era candidato, por lo que no podía ser electo.

Aclaró que no había molestia ni división en la Corte, sino que solo que las condiciones no estaban dadas para integrar el Consejo de Superintendencia.

Ante la pregunta de si cambiará su posición, afirmó que era imposible tener una posición diferente, ya que no fue candidato, por lo que no podía ser electo.

Cuando se le dijo que de ser vicepresidente no podría candidatarse en el 2024, aclaró que no era una cuestión personal, sino institucional. Descartó que el pleno decidiera que él sea vicepresidente.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.