25 feb. 2024

Macroeconomía bien, a pesar de los tumultos

El bienestar económico es todavía desigual y volátil. Debe ser consolidado y mejorado hacia una prosperidad compartida. Esto necesita de reglas claras de juego y de respeto a las normas vigentes, ni qué decir a la Constitución Nacional. No observarlas y pretender imponer criterios ilegales de grupos políticos y económicos con intereses creados, más tarde o más temprano puede afectar negativamente el desempeño económico del país, que lleva hasta ahora ya unos diez años exitosos. Su promedio de crecimiento cuantitativo en ese lapso fue entre 4% y 5%, uno de los mejores en América Latina.

RENUNCIA A CANDIDATURA. Menos mal, aunque haya costado ya la vida de un joven, numerosos contusos y dos centenares de detenidos en los días aciagos de fines de marzo de 2017, que Horacio Cartes, actual presidente de la República, ha decidido renunciar a su pretensión de volver a candidatarse a presidente en las próximas elecciones generales. La reelección de un presidente no es posible con la vigente Carta Magna, a menos de que se convoque una Asamblea Nacional Constituyente en los plazos establecidos y que se obtenga en ella una mayoría a favor de la reelección de un ex presidente. Intentar hacerlo vía enmienda en el Congreso y el llamado de un plebiscito, por el que se acepte la misma, es un atajo inconstitucional.

NECESARIA, PERO NO SUFICIENTE. Que Horacio Cartes ha renunciado a su nueva candidatura a la presidencia de la República, en consonancia con el clamor popular, la posición de la Iglesia Católica y de gremios empresariales, así con la presión internacional, es una condición necesaria, pero no suficiente. Es necesario adicionalmente que la Cámara de Diputados rechace el proyecto de enmienda, en su poder, volviéndolo a la Cámara de origen, y que la Corte Suprema de Justicia sentencie en contra de ella. De lo contrario y dada la propensión tradicional a manipular las normas por parte de algunos avivados e interesados políticos, bien puede ocurrir algo inesperado, igualmente inconstitucional. Cuanto antes se expidan Congreso y Corte Suprema de Justicia, rechazándola, ¡mejor!

FORTALECER DESEMPEÑO ECONÓMICO. Ese rechazo doble sería también el mejor aporte de ambas instituciones al desarrollo integral del país, dándole un espaldarazo con énfasis en mayor justicia social y equilibrio ecológico, en pos de la prosperidad compartida y de la sostenibilidad. Porque nuestro país está con buenas noticias macroeconómicas en los últimos años y meses. Veamos algunos estimulantes datos oficiales de la coyuntura:

ALTO CRECIMIENTO. El indicador mensual en la producción de bienes y servicios creció en noviembre y diciembre del 2016, respectivamente 4,7% y 6,3%. Ese bimestre del año pasado lo hizo así en 11,0%. Y en enero y febrero de 2017 el crecimiento de los mismos fue respectivamente 5,9% y 5,0%. Es decir, que este último bimestre aumentó en 10,9%. Sumando estos últimos 4 meses, ¡la actividad económica tuvo entonces un incremento de 21,9%! En este lapso el aumento del producto fue así 5,5% en promedio mensual. Esto hace que la proyección anual del PIB para fines de 2017 pueda estar entre 3,5% y 4%.

BALANZA COMERCIAL POSITIVA. El comercio exterior se muestra vigoroso y creciente. En el primer trimestre de 2017, las exportaciones crecieron en 18,4% gracias al buen desempeño de soja y otros cereales además de carne y maquila. Las importaciones lo hicieron en 20,9% por mejora en el consumo. La balanza comercial tuvo un superávit de 561 millones de dólares.

DATOS MONETARIOS Y FINANCIEROS EN ORDEN. La inflación interanual a marzo de 2017 fue 2,8% y su proyección anual en 2017 está en 4%. Bajo control se encuentra la morosidad de bancos 3,25% y financieras 5,95%. La de las cooperativas, casi el doble de estas últimas, necesita mejorar. Las reservas monetarias internacionales netas se posicionaron el 11 de abril de 2017 en 7.797 millones de dólares.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.