Sociales

Harry y Meghan no retomarán sus compromisos reales

 

El duque y la duquesa de Sussex, Harry (36 años) y Meghan Markle (39), anunciaron ayer que no volverán a participar de forma activa como miembros de la familia real británica. La decisión fue informada a la reina Isabel II y hecha pública mediante un comunicado del Palacio de Buckingham.

“El duque y la duquesa de Sussex han confirmado a su majestad la reina que no regresarán como miembros activos de la familia real”, señaló la nota.Lejos de la monarquíaHace un año Harry y Meghan se alejaron de la monarquía, desde entonces viven en Los Angeles y se dedicaron a la crianza de su hijo, Archie, de un año y nueve meses. Entonces acordaron que cuando pasaran doce meses revisarían con Isabel II los diferentes puntos de este acuerdo conocido como Megxit.Su vida está afianzada del otro lado del Atlántico y desde un comienzo dejaron entrever que no retornarían a la vida oficial junto a la reina. Durante esos meses, la negociación sobre el futuro de los duques fue ardua y tuvo como partícipes no solo a la pareja, sino a otros miembros de la familia.“Tras conversaciones con el duque, la reina ha escrito confirmando que al alejarse del trabajo de la familia real no es posible continuar con las responsabilidades y deberes que conlleva una vida de servicio público. Por lo tanto, los nombramientos militares honorarios y los patrocinios reales de los duques serán devueltos a du majestad, antes de ser redistribuidos entre los miembros activos de la familia real”, dice el comunicado.Esto implica que Harry perderá sus títulos militares y se les retirará de las ONG en las que ejercían como patronos. Estos cargos se devolverán a la reina, quien tendrá que distribuirlos entre los miembros activos de la familia real. Enrique perderá sus cargos en Royal Marines, RAF Honington, Royal Navy Small Ships and Diving, The Queen’s Commonwealth Trust, The Rugby Football Union, The Rugby Football League y The Association, entre otras. Markle, mientras tanto, tendría que renunciar a su papel de mecenas del Teatro Nacional de Londres, un cargo que recibió en 2019, y fue interpretado como un gesto de cariño de la reina Isabel II, que ocupó ese lugar durante 45 años.A pesar de la decisión que golpeó de lleno en el núcleo de Buckingham, el Palacio aclaró que ambos –tanto Harry como Meghan– siguen siendo “muy queridos”. “Si bien todos están tristes por su decisión, el duque y la duquesa siguen siendo miembros muy queridos de la familia”, concluyó el reporte.La pareja, que recientemente anunció que está esperando su segundo hijo, seguirá adelante con sus propias empresas profesionales (los acuerdos con Netflix y Spotify y la inversión de Meghan en una marca de cafés).

Despedida. La pareja confirmó que no volverán a trabajar como miembros de la familia real y perderán sus patrocinios.

Entrevista de la discordia
Desde hace un tiempo, hay tensiones por la supuesta falta de interés de Harry en la vida familiar. Medios británicos explicaban que incluso había un enfrentamiento sobre una próxima entrevista que la pareja ofreció a la presentadora Oprah Winfrey que será emitida el próximo 7 de marzo.

Dejá tu comentario