Mundo

En busca de una vacuna, científicos crean mapa atómico del coronavirus

Científicos de EEUU crearon el primer mapa 3D a escala atómica de parte del nuevo coronavirus que infecta las células humanas, el cual permitiría desarrollar tratamientos y una eventual vacuna.

Científicos de EEUU crearon el primer mapa 3D a escala atómica de la parte del nuevo coronavirus que infecta las células humanas, una etapa clave para el desarrollo de una vacuna y de tratamientos, según un estudio publicado ayer.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Texas en Austin y de los Institutos Nacionales de Salud recurrieron a una tecnología llamada criomicroscopía electrónica, premiada con el Nobel de Química en 2017, para mapear la parte del virus que se adhiere a las células, unas puntas llamadas proteínas de espícula.

“La punta es el antígeno que quisiéramos introducir en los humanos para provocar de modo preventivo la producción de anticuerpos por el sistema inmunitario, de manera que esté listo a responder a un ataque cuando llegue el verdadero virus”, explica Jason McLellan, el científico que dirigió el estudio. Con su equipo llevaban años estudiando otros virus de la misma familia del COVID-19, surgido en China.

Aprovechando esa experiencia previa y a partir del genoma publicado por China al inicio de la epidemia, los investigadores estadounidenses crearon una versión estable de las puntas del virus en su laboratorio. Su estructura molecular está ahora disponible para los científicos del mundo.

“Es una hermosa y nítida estructura de una de las proteínas más importantes del coronavirus, un verdadero avance para entender cómo el coronavirus encuentra y penetra en las células”, comenta el virólogo Benjamin Neuman, de la Texas A&M University-Texarkana, que no participó en el trabajo.

El mapa ayudará a los investigadores a entender cómo se esconde el virus y cómo neutralizarlo, y dará pistas para elaborar medicamentos antivirales y una vacuna.

CUARENTENA Y MUERTES. La epidemia de COVID-19 ya causó más de 2.000 muertos en China, donde se registraron 74.185 casos desde fines de diciembre.

La epidemia del nuevo virus mató a 108 personas más en la provincia de Hubei, lo que eleva a 2.112 el número total de muertos en China continental, anunciaron ayer las autoridades sanitarias locales.

La mayoría de las muertes se registraron en Wuhan, la capital de esta provincia del centro de China donde comenzó la epidemia en diciembre, según el recuento diario de la comisión de salud de Hubei.

En tanto, cientos de pasajeros que estaban en cuarentena en el crucero Diamond Princess en el puerto japonés de Yokohama comenzaron a desembarcar del paquebote contaminado por el nuevo coronavirus.

Unos 500 pasajeros sin síntomas, que dieron negativo en los tests y que no tuvieron contacto con personas portadoras del virus, desembarcarán a lo largo del día, tras el fin de la cuarentena, informó el ministerio japonés de Salud.

Autoridades japonesas confirmaron además que otras 79 personas a bordo de la embarcación estaban contagiadas, lo que llevó la cifra total a 621 casos, el mayor grupo de infectados fuera de China.


El virus golpea a una economía global frágil
El coronavirus surgido en China es la “incertidumbre más urgente” que encara la economía global y una amenaza para la “frágil recuperación”, debido al potencial “contagio” internacional a través de las cadenas de suministro, advirtió ayer la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.
“La economía global está lejos de encontrarse sobre terreno sólido. El coronavirus de China es nuestra incertidumbre más urgente”, reveló la autoridad máxima del Fondo.
Georgieva recalcó que el virus “es un duro recordatorio de cómo una frágil recuperación está amenazada por eventos imprevistos”. La última previsión de crecimiento anticipan una expansión global del 3,3% para este año, tras el 2,9% de 2019. EFE

Dejá tu comentario