03 mar. 2024

Desamparo y explotación sexual de niñas indígenas frente a la Terminal

El Ministerio de la Niñez y la Adolescencia (Minna) rescató a 20 menores nativos en la zona de la Terminal de Ómnibus de Asunción. Denunciaron que dos eran víctimas de explotación sexual.

Refugio. Para guarecerse del frío, los menores trepaban las ventanas de una  casa abandonada; de ahí fueron rescatados.

Refugio. Para guarecerse del frío, los menores trepaban las ventanas de una casa abandonada; de ahí fueron rescatados.

Desabrigados, descalzos, algunos dopados por inhalar cola de zapatero. Sin sus padres o parientes cercanos. En esas condiciones se encontraban los 20 niños, niñas y adolescentes indígenas rescatados el miércoles por la noche y madrugada de ayer en la zona de la Terminal de Ómnibus de Asunción (TOA), en un operativo llevado a cabo por el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia (Minna).

Dos niñas de ese grupo, de entre 12 y 13 años de edad, eran explotadas sexualmente por un “seudolíder” indígena que “fue plenamente identificado” por otros nativos que merodean la zona, según relató Eduardo Sosa, director de la Dirección General de Protección del Minna.

Señaló que ya denunciaron el caso ante el Ministerio Público para su investigación.

“Se han acercado algunas personas adultas, también indígenas, que comentaron que las nenas estaban siendo explotadas por un adulto”, refirió Sosa al indicar que ya tienen el nombre completo y hasta el seudónimo de la persona sospechosa.

“Es una persona plenamente identificada, es indígena y ya le pasamos el dato a la Fiscalía”, añadió el funcionario.

Todos los menores rescatados fueron trasladados al albergue Kuarahy Resê, situado en San Lorenzo.

Funcionarios de la Codeni, la Policía Nacional, el Instituto Paraguayo del Indígena (Indi) y la Defensoría de la Niñez acompañaron el operativo que se realizó en una casa abandonada, un patio baldío, al costado de una escuela y detrás de la terminal señalada. Los rescatados pertenecen a la etnia mbya guaraní. Provienen de diferentes comunidades de los departamentos de Caaguazú, Guairá y Caazapá.

El Minna anunció que seguirá con el operativo invierno para resguardar de las gélidas temperaturas a los niños, niñas y adolescentes en situación de calle. “Este procedimiento se extenderá durante la semana y el fin de semana, para garantizar la atención integral de niños y adolescentes en situación de calle, durante los días de más frío y posteriormente reinsertarlos a sus comunidades”, comentó Sonia Moreira, directora de Pueblos Originarios del Minna.

ENGAÑADOS. Al momento del operativo, todos los menores se encontraban sin acompañamiento familiar en la zona. “Los 20 chicos, incluidas las dos nenas, no estaban con un familiar, diferente a los que vienen hasta el microcentro para hacer reclamos sociales”, comparó Sosa.

Es por eso que, como no es la primera vez que realizan este tipo de rescates, manejan información de que llegan bajo engaño hasta la capital por parte de inescrupulosos.

“Existen los famosos seudolíderes que recorren las comunidades y bajo engaño van reclutando niños”, comentó al explicar que se valen de la pobreza y la ignorancia de los propios padres que entregan a sus hijos.

“Les traen con la promesa de que les van a llevar cestas básicas, les van a conseguir alimentos. Y, como muchas comunidades padecen ciertas carencias y la gente, como todavía es muy crédula, entrega a sus hijos, así sin más”, explicó parte del mecanismo de un círculo vicioso que contribuye a que cada vez más niños y niñas deambulen por las calles de la ciudad.

Ya el año pasado, la actual ministra de la Niñez, Teresa Martínez, otrora fiscala de la Unidad Antitrata de Personas, había procesado y ordenado la detención de ocho adultos indígenas, durante un allanamiento hecho en predios baldíos en inmediaciones de la ex Cervepar, ubicada entre las calles Palma y Don Bosco.

Entre los menores había una madre de 20 años que estaba totalmente dopada con cola de zapatero durante el procedimiento. Eduardo Sosa, director de Protección.

Sigue impune venta de cola de zapatero
Pese a que en el país, desde el 2005, está penada la venta a menores de edad de productos que contengan tolueno, prospera el comercio de la llamada cola de zapatero en inmediaciones de la Terminal de Ómnibus. Funcionarios del Minna verificaron que las ferreterías de la zona surten a los menores, a través de adultos. Piden que la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) inste a los comercios a evitar caer en esta infracción, que prevé entre dos y cinco años de prisión.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.