País

Comitiva de policías y fiscales viajaron a Colombia para investigar el atentado

 

Una comitiva, conformada por agentes fiscales y de la Policía, partió ayer rumbo a Cartagena, Colombia, para cooperar con la investigación del atentado del que fue víctima el fiscal Marcelo Pecci.

Los fiscales Manuel Doldán y Alicia Sapriza van por parte del Ministerio Público.

Por parte de la Policía viajaron el comisario Sergio Insfrán, el comisario Pedro Lesme y otros agentes del departamento que investiga al crimen organizado.

Cerca de las 17:00 de ayer partió el vuelo de un avión de la Fuerza Aérea Paraguaya que llevó a los agentes.

Por su parte, el ministro de Defensa colombiano, Diego Melano Aponte, anunció que cinco de los mejores investigadores policiales de su país fueron designados para encabezar las pesquisas.

“El asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci es un acto repudiable. Di instrucciones al director de Policía para estar al frente de la situación. Fueron enviados cinco investigadores de alto mando al lugar de los hechos y establecimos contacto con autoridades paraguayas y Dijin (Dirección de Investigación Criminal e Interpol de la Policía Nacional de Colombia)”, escribió en su cuenta de Twitter el alto funcionario.

Por su parte, el fiscal Augusto Salas, presidente de la Asociación de Fiscales, pidió a sus pares extranjeros que esclarezcan el caso.

“Todos estamos sorprendidos. Instamos a las autoridades colombianas a tomar todas las medidas que sean necesarias para aclarar el hecho y capturar a los responsables y, si existe conexión con gente de Paraguay, que nos provean todas las informaciones para realizar las investigaciones”, expresó.

Además de los investigadores paraguayos y colombianos, se pidió la colaboración de agentes de los Estados Unidos para conformar el equipo que realizará las pesquisas en los próximos días.

Una de las primeras medidas fue la llegada de una gran dotación de uniformados en la entrada del complejo hotelero en busca de alguna pista de los autores del hecho.

El crimen causó indignación en los pobladores de la zona turística.

Dejá tu comentario