Política

Camilo deja presidencia y PMAS promueve investigación

 

El Partido Movimiento al Socialismo (PMAS) resolvió, tras una serie de hechos que involucran a su líder, Camilo Soares, y a ex altos dirigentes del partido, realizar una auditoría interna. Además la agrupación política de izquierda decidió solicitar a los organismos de control que investiguen las rendiciones de cuentas de las campañas. A su vez, anunciaron que Camilo Soares está con permiso en el cargo como presidente y que de este modo quedó en funciones de la presidencia, Griselda Yúdice, otra afín a Soares.

Luego de que la dirigencia actual y los que en su momento estuvieron ligados políticamente al PMAS se vieran inmersos en una serie de acusaciones que hacen foco en fuentes de financiación poco claras y no declaradas legalmente conforme las disposiciones legales, la cúpula de PMAS realizó cambios.

“Ante la filtración de audios de conversaciones privadas en medios de comunicación que guardan relación con el financiamiento de las campañas electorales de 2013, de las concertaciones de Avanza País y, de 2015, de Juntos Podemos –de las cuáles el PMAS formó parte– e involucran a la ex dirigencia y al actual presidente del PMAS, resuelve: Proceso de investigación interna de los hechos denunciados y el involucramiento en ellos de los actores mencionados (Camilo Soares, Rocío Casco, entre otras)”, señala el comunicado de la Conducción.

En el escrito subrayan además que aceptan “el pedido de premiso como presidente, como miembro de la Secretaría Política y miembro de la Conducción Nacional de Camilo Soares”.

También solicitan que las rendiciones de cuentas resultantes de las dos concertaciones creadas para apoyar las candidaturas de Mario Ferreiro, sean investigadas por el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) y el Ministerio Público.

Asume. En último término, como Soares se apartó de la presidencia se decidió investir como presidenta del PMAS a Griselda Yúdice “con todas las prerrogativas y obligaciones que establece el Estatuto partidario”.

Yúdice al igual que Soares también estuvo imputada por el Ministerio Público, por el rol que desempeñó como Directora de Comunicación de la Secretaría de Emergencia Nacional. Fue porque supuestamente había falsificado documentos que justificaban sus gastos durante un seminario en el Brasil.

Semanas atrás y como fruto de la salida de Mario Ferreiro de la comuna capitalina, se desató entre Soares y Rocío Casco una serie de acusaciones que revelaron que este sector de izquierda estaba financiado por empresas y personas vinculadas al Grupo Cartes.

Dejá tu comentario