26 feb. 2024

Bomberos adquirirán camión para cubrir siniestros en edificios altos

Para combatir el fuego a más de 30 metros de altura, pretenden comprar un camión articulado o snorkel. Los voluntarios esteños solo tienen el 50% del presupuesto.

Modelo. Así es el camión articulado o snorkel que prevén comprar los bomberos de CDE.

Modelo. Así es el camión articulado o snorkel que prevén comprar los bomberos de CDE.

Ciudad del Este va creciendo hacia arriba y el Cuerpo de Bomberos Voluntarios también pretende hacerlo con equipamientos para cuando fuere necesario su intervención ante algún siniestro de magnitud. Se gestiona la compra de un camión articulado o snorkel, que podría llegar a una altura mayor de lo que pueden ahora, con los equipos disponibles.

Los vetustos edificios que se yerguen desde la década de los ochenta se mimetizan con los nuevos, que se erigen en la zona céntrica de la ciudad, así como en los barrios. Las exigencias de seguridad eran mínimas entonces, pero actualmente la Comuna de Ciudad del Este exige la aprobación de planos a los propietarios.

Una edificación de 24 pisos está tomando forma sobre la avenida Luis María Argaña. Conforme a la versión de los bomberos, cuya preocupación está en cómo enfrentar un incendio en las alturas, con su limitada capacidad en equipamientos.

El Consorcio Jebai entregó una donación de USD 30.000, durante la inauguración de la Base 7, el día en que juraron 51 nuevos bomberos, e impulsa el sueño de seguir equipando a la unidad, dijo el capitán general Andrés Fernández.

“Vamos a adquirir un camión snorkel con brazo articulado, no tripulante, que puede llegar a un incendio de altura, para conectar las mangueras o atacar el fuego en forma directa. Es un anhelo que va a ser realidad. En Paraguay ya hay snorkel, pero este va a ser el más nuevo de todos”.

NECESITAN MÁS FONDOS. No obstante, aún se necesitarían otros USD 30.000 para los trámites de traslado desde Pensilvania, Estados Unidos, hasta Paraguay. Además de los costos de importación, ya que junto al snorkel, la empresa que comercializa los vehículos regaló otro móvil, gracias a las gestiones de un embajador de los bomberos en México, el combatiente Gilberto Meza Corral, quien realiza las gestiones a sus pares de CDE. Para combatir fuegos a más de 30 metros de altura los bomberos pretenden comprar un camión autoescala con costo aproximado de USD 70.000. Se necesitarían dos de ellos para responder a un siniestro de gran magnitud, señalan.

Los combatientes de CDE se manejan con una unidad de autoescala para combatir los siniestros en edificios de altura, aunque esta cumple la misma función, no lo hace de manera precisa, ni con el volumen de agua necesario, según explicó Fernández.

“Generalmente llegamos hasta 6 a 7 pisos, unos 30 metros. Si se registra un siniestro en altura la tendencia es que los afectados se dirijan hacia arriba y de allí solo con un autoescala o helicóptero podemos bajarlos. Pero no contamos con eso”.

SEGURIDAD. Otro obstáculo para el combate a siniestros de edificios de altura son las medidas de seguridad que poseen. “Mayormente están aprobados los edificios, pero a algunos les falta regularización. En CDE el 80% de los planos están aprobados, pero los factores de seguridad, sistemas de rociadores, extintores y personal capacitado es lo que generalmente tiene falencias”, explicó la arquitecta Nancy Ríos, del Departamento Técnico.

El autoescala que queremos es carísimo, pero el día que lo tengamos podemos decir que estamos preparados.
Andrés Fernández, capitán general.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.