País

Advierten daño irreversible si no para la deforestación en reserva

 

El daño es incalculable. La presencia de asentamientos humanos, la deforestación, el tráfico de rollos y las plantaciones de marihuana a gran escala ponen en peligro miles de hectáreas de bosques nativos en la Reserva Natural Morombí.

Un equipo de técnicos de la Comisión Nacional de Defensa de los Recursos Naturales (Conaderna) constató estas irregularidades durante una visita realizada a fines de octubre pasado.

Liduvina Vera, directora general de Conaderna, lamentó la inacción de las autoridades y las instituciones competentes para frenar la tala de árboles. Comentó que en la visita se pudieron constatar un movimiento permanente en la reserva, la circulación de vehículos de gran porte transportando rollos de madera, la presencia de grandes hornos para hacer carbón y la deforestación en extensiones cada vez más grandes en zonas más boscosas.

Asimismo, se descubrieron tres puentes que facilitan el ingreso y la salida de los camiones. Conaderna anunció que se comunicará con el Ministerio de Obras Públicas para precisar si estas estructuras fueron hechas por la institución; de lo contrario, solicitarán que se dinamite. Se sospecha que fueron construidos por grupos delictivos para facilitar el rollotráfico.

“Llegará un momento en que si no se para se extraerá todo lo de valor y no tendrá la importancia de un ecosistema que mantiene biodiversidad”, dijo Liduvina. Remarcó que si no se paran las acciones ilegales, el daño será irreversible.

La Fiscalía intervino hace unas semanas y solicitó un operativo policial, pero, finalmente, lo suspendió, según las declaraciones del propio comandante de la Policía Nacional, Francisco Resquín, tras una reunión que mantuvo ayer con el titular de Conaderna, senador Blas Lanzoni, quien solicitó acciones ante los hechos que fueron denunciados “por los propios administradores de la reserva natural privada y que no fueron atendidos”.

CONTROL

El comisario principal Óscar Brítez, director del Departamento de Judiciales de la Policía Nacional, indicó que se requiere de un contingente de 200 efectivos, más las patrulleras para establecer un control efectivo en la reserva, atendiendo a la gran extensión del área y la peligrosidad de la zona afectada.

La Reserva Natural Morombí posee una extensión de 25.000 hectáreas de bosques y 6.000 hectáreas de humedales, que forman parte del área protegida bajo dominio privado, abarcando los departamentos de Caaguazú y Canindeyú.



DELITO. La Fiscalía constató irregularidades en la Reserva Morombí, pero no ordenó un operativo.

IMPACTO. Delincuentes ingresan a deforestar, se trafican rollos y hay plantaciones de marihuana.



"Hay que trabajar integradamente con la autoridad de aplicación para que podamos cuidar estos recursos". Blas Lanzoni, senador.

"Si no se paran todas las acciones ilegales, el daño que causa la deforestación va a ser irreversible". Liduvina Vera, directora gral. Conaderna.

Dejá tu comentario