9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 1 de septiembre de 2016, 02:37

Un soldado israelí herido por fuego palestino en la Tumba de José en Nablus

Jerusalén, 1 sep (EFE).- Un soldado israelí fue herido anoche por fuego palestino cuando acompañaba a un grupo de ultraortodoxos judíos a visitar la Tumba de José, en la ciudad de Nablus (en el norte del territorio ocupado de Cisjordania), informaron hoy fuentes militares.

"Durante la noche, el Ejército, la Policía de Fronteras y la Administración Civil (organismo militar que gestiona la ocupación) acompañaron a peregrinos judíos a la tumba de José, en Nablus", explica un comunicado de la Oficina de Información del Ejército.

"Durante la actividad, se produjeron disparos contra las fuerzas de acompañamiento que estaban vigilando cerca de la tumba de José. Un soldado fue herido y evacuado a un hospital para recibir tratamiento médico", añade el parte militar.

El mes pasado, la Policía israelí arrestó a 32 ultraortodoxos Breslov (movimiento jasídico) que entraron sin permiso en Nablus para visitar el mausoleo, lo que derivó en disturbios con los palestinos residentes en la zona.

El pasado octubre alrededor de un centenar palestinos prendió fuego al santuario, un suceso que fue condenado por el presidente palestino, Mahmud Abás, las autoridades israelíes y la comunidad internacional.

La tumba del patriarca José es venerada desde hace siglos por cristianos, judíos y musulmanes. El Ejército israelí se retiró del sitio al principio de la Segunda Intifada, en septiembre 2000, y desde entonces este quedó en manos de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Se encuentra situada en "área A" de Cisjordania, donde la ANP tiene pleno control administrativo y de seguridad, de acuerdo a la división territorial establecida en los Acuerdos de Oslo (1993).

El Ejército israelí supervisa en coordinación con la ANP el acceso de fieles judíos para rezar en el lugar del cenotafio donde se venera al bíblico patriarca, unas visitas consideradas por muchos palestinos como una provocación y una señal de que quieren hacerse con el lugar.