8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 5 de julio de 2016, 02:00

Un hombre mata a su ex pareja de 21 puñaladas y luego se autoelimina

Rosana Peña Guerrero (23) fue hallada muerta en una vivienda ubicada en la ciudad de Limpio, con alrededor de 21 puñaladas en todo el cuerpo. La mujer fue asesinada, según el Ministerio Público, por su ex pareja, Víctor Hugo Ortellado (24), que luego de cometer el hecho se quitó la vida.

La Policía tuvo conocimiento de este crimen en la noche del domingo, cuando fue a verificar un hecho de aparente suicidio en el barrio Las Mercedes, camino a la localidad de Piquete Cué, Limpio. Tanto el hombre como la mujer fallecidos, eran oriundos de esa zona del país, según fuentes de la investigación.

De acuerdo al informe policial, primero hallaron el cuerpo del hombre colgado de una soga en la ranura de una de las ventanas de la vivienda. Luego de una verificación más intensa, hallaron también el cuerpo de la mujer, tendida en el piso de una de las habitaciones. Fuentes de la investigación señalan que la misma tenía heridas cortantes de diversos tamaños y profundidad, en la nuca, en el hombro y en otras partes del cuerpo.

La fiscala Lissa Ruiz Díaz, que tomó intervención en el caso, explicó que la casa donde se produjo el crimen pertenece a la hermana de Ortellado, que dejó la llave al joven para que tenga un encuentro con Rossana Peña, quien fuera su pareja por más de cinco años.

La hermana –según la fiscala– llegó alrededor de las 22.30 horas a su casa y se encontró con que la habían cerrado con llave. Golpeó la puerta, como nadie le abrió, va al patio trasero y mira por la rendija de una de las ventanas y allí se encuentra con el horrible espectáculo de ver a su hermano colgado de una soga. La mujer da aviso a los agentes de la Comisaría 9ª de Limpio. “Según dijeron los familiares, ellos eran pareja por alrededor de cinco años y hace tres meses terminaron la relación. No se sabe si hubo antecedentes de violencia”, explicó la fiscala Ruiz Díaz, que luego del trabajo de los expertos en Criminalística, ordenó que los cuerpos sean entregados a los familiares.

caso cerrado. Indicó que para el Ministerio Público no quedan dudas de que el crimen tuvo un tinte pasional perpetrado por Ortellado, cuyas huellas quedaron en el arma homicida. “La casa estaba completamente llaveada, y el muchacho tenía el manojo de llaves en el bolsillo de sus pantalones. Para nosotros, no quedan dudas de su autoría”, recalcó Ruiz Díaz que también afirmó que ambas familias se mostraron muy consternadas por lo sucedido, ya que habían adquirido afinidad en el tiempo en que ambos fallecidos eran pareja.

Los familiares no se explican cómo se llegó a este desenlace fatal.