3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
martes 11 de octubre de 2016, 02:00

Un desafiante Lugo asegura que solo la Justicia puede vetarlo

El senador Fernando Lugo, luego de una reunión en la Presidencia del Congreso, dijo ayer que no tiene obstáculos para buscar la reelección presidencial en el 2018.

Fue tajante y sostuvo que solo los organismos jurisdiccionales lo vetarán o no, si alguien arrima una impugnación a su candidatura. Rechazó las interpretaciones de “opinólogos y juristas constitucionalistas”, los que en mayoría consideran que el ex presidente está inhabilitado constitucionalmente para buscar su reelección.

“Yo esperaré solamente, y no escucharé a ningún opinólogo, jurista constitucionalista, lo que diga el Tribunal Superior de Justicia Electoral y la Corte (Suprema de Justicia), si existe alguien que quiera impugnar la candidatura de Fernando Lugo”, afirmó tajante el ex mandatario.

Agregó que tiene la certeza de que por vía de la Constitución, está habilitado.

“Tenemos todos los argumentos. La Constitución no habla de que un ex presidente puede ser vetado o estar inhabilitado; soy senador activo y fui electo, porque lo permitieron. No soy senador vitalicio y creo que la Constitución garantiza la igualdad de oportunidades de todos los ciudadanos paraguayos”, enumeró entre sus múltiples caminos para defender su futura postulación.

Respecto a lo que establece el artículo 229 de la Carta Magna, Lugo aseguró que la inhabilidad de la que habla esa norma, no le alcanza. “Sólo habla del presidente y vicepresidente y yo soy ex presidente”, consideró.

Otro factor que expuso en favor de su intención presidencial es “que la presidencia dura cinco años”, trayendo a colación su mandato inconcluso, que quedó truncado en junio de 2012, cuando tras los sucesos de la Masacre de Curuguaty, fue destituido vía juicio político por el Congreso.

Consultado acerca de la posibilidad de buscar acuerdos políticos con las cúpulas partidarias, de modo a evitar que lo impugnen una vez que presente su candidatura, dijo que así como no hubo necesidad de hacerlo en el pasado (2008), tampoco sería necesario en esta ocasión.

“Allí estaba habilitado y no pedí favor a partidos políticos ni a la Corte. Yo he renunciado a la práctica clerical”, sostuvo.

Por su parte, otro camino que Lugo ensayaría, según lo afirman sus asesores, es recurrir a la Corte anteponiendo el pedido de declaración de certeza constitucional.

Vaticinó que si los partidos tradicionales impugnen su candidatura “o manden a impugnar”, del mismo modo, responderá las acciones.

Congreso. Lugo sirvió de anfitrión en el Congreso al presidente del Copppal, Manolo Pichardo, organización que hará un Congreso esta semana con presencia de delegados de todos los partidos políticos de la región.