22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 5 de mayo de 2017, 02:00

Tras años de disputa, Cartes y Macri se comprometen a sacar a flote la EBY

Los mandatarios suscribieron en Ayolas el acuerdo para hacer rentable la hidroeléctrica y cuestionaron a gobiernos anteriores por los 30 años de pujas que hubo sobre las cuentas de la binacional.

Miguel Benítez, enviado especial.

AYOLAS

Los presidentes Horacio Cartes (Paraguay) y Mauricio Macri (Argentina) suscribieron ayer el memorándum de entendimiento mediante el cual se comprometen a hacer rentable la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) de una vez por todas. Ambos cuestionaron a las administraciones que los precedieron y lamentaron que se haya tenido más de 30 años de discrepancias, que no aportaron nada a las relaciones bilaterales.

Si bien en el acta no se menciona explícitamente cuál será el monto de la deuda de la EBY con el Tesoro argentino, Cartes remarcó que finalmente quedará en USD 3.805 millones, teniendo en cuenta las deducciones que se harán por los ejercicios 2016 y 2017. Al 31 de diciembre de 2015, la cifra es de USD 4.084 millones. Para el pago se otorgará un plazo de 30 años y los primeros 10 serán de gracia, de manera que las amortizaciones se empiecen a hacer en el 2029.

Los gobernantes instruyeron a las autoridades de la hidroeléctrica a fijar, el próximo año, una tarifa de venta que permita que la binacional se recupere financieramente y así cumplir con sus obligaciones. Se estima que esté en torno a los USD 35 el megavatio hora (MWh).

"Afortunadamente nuestras administraciones lograron encontrar un arreglo al tema de la deuda de Yacyretá, superando diferencias, discusiones y postergaciones de más de 30 años para tornar esta gran obra, no solo viable desde el punto de vista económico, sino para convertirla definitivamente en un instrumento verdadero de desarrollo de Argentina y Paraguay. Pasaron muchos gobiernos y administraciones y debo reconocerle, señor presidente (Macri), su apertura al diálogo constructivo y a una negociación que lleva el sello de patriotismo, justicia y transparencia para poder avanzar hoy luego de tres décadas", manifestó Cartes.

Acotó que espera que los congresos nacionales de ambos países aprueben lo acordado y señaló que se está dando inicio a un nuevo tiempo en la EBY. Reiteró la necesidad de impulsar nuevas obras de generación, como es el caso de la maquinización de Añá Cuá (por USD 1.600 millones) y la instalación de tres nuevas turbinas en el parque generador de la EBY. Se generarán 3.000 empleos con estas iniciativas, enfatizó.

Abre puertas. Macri expresó que se siente satisfecho por haberse sentado a dialogar en una mesa seria y recordó que la instalación de tres turbinas más en la central de Yacyretá, a más de Añá Cuá, se traducirá en mucha energía para los dos países, lo que impulsará el desarrollo.

"Esto abre la posibilidad de que pensemos otras cosas juntos. Hay muchísimas obras de infraestructura que nos pueden comunicar y desarrollar mejor. Empezando por aprovechar esta gran vía de transporte de la que hemos hablado y que estamos empeñados en potenciar, que es la hidrovía, para que juntos, argentinos y paraguayos, podamos ser un lugar fundamental en la solución alimentaria para el mundo entero. Porque tenemos una gran capacidad en conjunto en todo lo que es la producción agroindustrial", indicó el mandatario.

Macri ya recibió las primeras críticas por el acuerdo con Paraguay. De acuerdo con periodistas argentinos, varios sectores aseguran que Macri regaló la deuda al Paraguay, al desistir cobrar los intereses por los aportes. Es importante aclarar que los intereses nunca debieron ser aplicados.