9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 24 de agosto de 2016, 02:00

Policía pide disculpas y ofrece ayuda a víctimas de los agentes gatillo fácil

La Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados unió a las partes afectadas. Los padres de las víctimas escucharon las explicaciones brindadas por las autoridades policiales.

Richard Pereira y Alberto Medina, padres de los jóvenes Richard y Anderson, que fueron heridos por agentes policiales durante procedimientos dudosos, se pusieron por primera vez cara a cara con el comandante de la Policía Nacional, Críspulo Sotelo, ayer, durante una reunión realizada en una de las oficinas de la Cámara de Diputados.

La diputada Olga Ferreira, quien preside la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja, convocó y encabezó la reunión que estaba pactada para las 11.00 de ayer.

Alrededor de las 11.20 llegó el comandante Críspulo Sotelo, acompañado de oficiales de alto rango.

Afuera, ya hacía un tiempo que esperaba Alberto Medina, padre de Anderson, quien ingresó a la reunión que duró no más de diez minutos.

Luego ingresó también Pereira. A ambos, el comandante Sotelo ofreció las disculpas correspondientes, y se puso a disposición, para garantizar la recuperación del joven Richar Pereira, cuyo caso es el más reciente.

"No hay explicación para todo lo que pasó. Recibimos las disculpas y nos dijeron que se van a tratar de hacer cargo de todo lo que pase en este momento", explicó Richar Pereira antes de abandonar el edificio del Congreso.

El hombre se mostró confiado en que las autoridades policiales cumplirán con lo charlado con los diputados, quienes sugirieron la figura de la pensión o de la indemnización para el joven afectado. "Ahora lo importante es que vamos a reunirnos con el comandante para ver los detalles de la necesidad que tiene mi hijo ahora, para que haga su fisioterapia", remarcó.

DISCONFORME. Por su parte, Alberto Medina, padre de Anderson, cuyo agresor sigue prestando servicio en filas policiales a pesar de estar condenado, salió disconforme de la reunión, ya que asegura que el comandante le mencionó que no podía hacer nada para dar de baja al suboficial Narciso Cañete, quien disparó a su hijo y la Justicia lo condenó.

Por otra parte, el abogado Jorge Bogarín, que asesora a la familia del joven Richard Pereira, confirmó ayer que presentaron una querella adhesiva contra el comisario Jorge Zárate y el suboficial Jhonnie Orihuela y anunció que la familia también está analizando presentar una denuncia en contra del Estado.