10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
martes 28 de junio de 2016, 02:00

Pdvsa descarta una negociación amistosa y exige pago de deuda

La petrolera venezolana Pdvsa se mantiene firme en su intención de que Petropar le pague al contado y ahora la deuda pendiente de 287 millones de dólares, según confirmó ayer el presidente de la estatal de combustibles, Eddie Jara Rojas.

Con esta ratificación de postura de la empresa venezolana en respuesta a la última carta enviada la semana pasada por Petropar, el conflicto por el pago de la deuda contraída entre el 2008 y el 2009 sube de tensión, además de generar incertidumbre sobre las acciones judiciales anunciadas y sus derivaciones.

Jara Rojas indicó que la respuesta a la última misiva que enviaron sentando postura de buscar una negociación amistosa de pago no se hizo esperar y Pdvsa volvió a comunicar que para ellos “se agotaron las instancias de negociación amistosa”.

“Volvieron a responder. Insisten con la validez de las cláusulas de contratos firmados por los presidentes de Petropar de los gobiernos anteriores y consideran agotadas las instancias de negociación amistosa”, detalló.

Adelantó que ante esta coyuntura, ya están haciendo gestiones para cubrir eventuales riesgos de las acciones que estaría impulsando Pdvsa para forzar el pago de la deuda.

El presidente de la estatal de combustibles del país también se ratificó en que la petrolera de Venezuela no puede pasar por encima del Acuerdo Energético de Caracas vigente desde el 2005, que dispone la solución amistosa de las controversias.

Hasta ahora no se sabe en qué instancia realizaría la demanda por el cobro del citado monto que reclama, pero tanto el Gobierno como Petropar deberán estar atentos para reaccionar de inmediato.

ANTECEDENTES. En el comunicado que había remitido y que nuevamente fue rechazado por Pdvsa, Jara Rojas había sostenido que es el Acuerdo de Caracas el que rige para el pago de la deuda. Le recuerda a la empresa venezolana que “desde el punto de vista legal, no se puede dejar de mencionar que si bien anteriores presidentes de ambos entes (Petropar y Pdvsa) han suscrito contratos de provisión, un contrato de refinanciamiento y sus respectivas adendas, “estos documentos no pueden contradecir un acuerdo internacional previamente firmado”.

Insiste, seguidamente, en la nota dirigida al presidente de Pdvsa, Eulogio Del Pino, que “no hace falta señalar, por ser de perogrullo, que todos los acuerdos suscritos entre las partes están sometidos al Acuerdo de Cooperación Energética y si bien el suministro se debía realizar conforme con las condiciones generales de Contratación de Pdvsa en los aspectos no regidos por el acuerdo mencionado, tal disposición no es óbice (inconveniente) para el otorgamiento del financiamiento a largo plazo de hasta el 25% del total de la operación”.

Refiere que el suministro total de Pdvsa fue por más de USD 1.881 millones.