6 de diciembre
Martes
Mayormente nublado
22°
32°
Miércoles
Mayormente nublado con tormentas
23°
32°
Jueves
Lluvioso
21°
28°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 5 de octubre de 2016, 01:00

Padre de empresaria alega que iban a despedir a acusada

El empresario Raúl Doutreleau, padre de la fallecida Sonia Doutreleau, declaró ayer en el juicio oral al que son sometidos los acusados por el crimen. Dijo que el día del hecho, su hija iba a despedir a su secretaria, Celia Maidana, principal acusada.

La declaración del empresario se dio ante los jueces Víctor Medina, Elsa García y Olga Ruiz, durante el juzgamiento a los acusados por la muerte de la empresaria.

En el caso se encuentran acusados Celia Maidana, ex secretaria de la víctima, y Gustavo Insfrán Álvarez, sindicados como autores materiales del crimen y robo.

Como cómplices están procesados César Maidana Bazán, Gustavo Vidal Noguera Martínez y María Gabriela Villalba.

La empresaria Sonia Beatriz Doutreleau Paniagua (45) fue muerta de 34 puñaladas el 23 de junio de 2015, al ser atacada dentro de su oficina, según la acusación del Ministerio Público.

DECLARACIÓN. El juicio oral se desarrolla en los tribunales. Entre los varios testigos que declararon, resaltó el empresario Raúl Doutreleau.

En su declaración, recordó que la empresaria era la gerente general de la Cámara Paraguaya del Cloro (Capaclor), y que no sabía cuántos años estaba en el cargo.

Alegó que ella comentaba poco de su trabajo, aunque le había dicho a una amiga que había faltante en la empresa.

Refirió el testigo que supuestamente la responsable era su secretaria Celia Maidana.

Apuntó que la amiga le había consultado por qué no la despedía, pero ella había alegado que la funcionaria tenía un hijo aún pequeño.

No obstante, como continuaban los faltantes, según el padre, su hija Sonia Doutreleau se decidió. Iba a despedir a Maidana el día en que la mataron.

Reveló también que no sabía si habían hecho o no una auditoría, ya que él no tenía nada que ver con la firma donde su hija era gerente.

Explicó también el carácter de su hija, que era deportista y que tenía una personalidad muy fuerte, la cual heredó su única hija.

Poco antes de culminar su declaración, el empresario no pudo soportar y derramó lágrimas por su hija fallecida.

También declararon otros testigos en la causa. El juicio seguirá en los próximos días, ya que aún quedan algunas testificales.

Luego vendrán las pruebas documentales y otros medios de prueba, para llegar a los alegatos.