23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 25 de mayo de 2017, 02:00

Oportunidad fallida: Epepistas escaparon de FTC entre el 14 y 15 de mayo pasado

La Fuerza de Tarea Conjunta avistó a miembros del grupo criminal, pero la reacción táctica no fue exitosa. Alegan que esto se debió principalmente a la inclemencia del tiempo y factores del terreno.

Cerca de las 22.00 del domingo 14 de mayo, una patrulla de hombres de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) se percató de un movimiento llamativo en una zona boscosa de la localidad de Azotey, Departamento de Concepción. Los visores nocturnos habían detectado siluetas de hombres a unos 1.200 metros de distancia, según una fuente policial, que serían supuestos miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Esta situación hizo saltar las alarmas de la FTC. El pelotón de patrulleros empezó a comunicar lo que pasaba y mientras recibían la información, en el comando central solicitaban que los cercanos den una confirmación certera de lo que estaban registrando.

Los equipos tácticos militares empezaron a alistarse para llegar hasta donde se encontraban los patrulleros. Estos dos grupos de hombres estaban encabezados por el general Julio Brugada, comandante del Comando de Operaciones de la Zona de Defensa Interna, y el segundo al mando, el coronel Héctor Grau.

Los soldados comenzaron a movilizarse, pero supuestamente –según hablan algunas fuentes– se tardó bastante tiempo en llegar hasta la localización desde donde podían avanzar en conjunto. La misión era rodear al grupo de hombres que llegó a incluir a cerca de 20 personas. No se descarta que hayan estado planificando un nuevo ataque.

PROBLEMAS. Los militares hablan de que hubo inconvenientes que no permitieron llegar a tiempo hasta donde estaban los sindicados como epepistas. En primer término, desde la FTC indicaron que la inclemencia del tiempo les jugó en contra, considerando que afectó la movilidad en los caminos. Además dificultó más la incursión en los montes. La condición meteorológica tampoco permitió tener mucha visibilidad para el avance.

Estos factores del terreno son los que afectaron el éxito en las medidas que se tomaron tras el avistamiento de hombres armados en el monte, según narraron fuentes internas.

El vocero de la Fuerza de Tarea, Víctor Manuel Urdapilleta, confirmó que hubo avistamiento, como en otras ocasiones, pero indicó que se tomaron medidas tácticas de operaciones para llegar, alegando que hubo otras incidencias que no permitieron el éxito deseado.