7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 18 de agosto de 2016, 01:00

No hay rastros de bala ni en la patrullera ni en el auto de Richard

La agente fiscal Pamela Pérez confirmó que ni la patrullera de la Comisaría 4ª Metropolitana ni el Peugeot 204 de Richard Ramón Pereira Ramírez (25) tienen impactos de bala. Esto, según el informe de los peritos, contradice la versión de la Policía Nacional, donde sostienen que antes de la aprehensión del joven, en la que le dispararon en la nuca y lo dejaron parapléjico, ellos tuvieron una persecución con tiroteo.

El informe policial dice que el sábado pasado la patrullera Móvil 45, a las 5.00, vio el auto de Richard y lo empezó a perseguir. El suboficial Johnny Orihuela estaba como conductor, en compañía del comisario principal Jorge Zárate. Supuestamente todo se inició sobre la Avenida Quinta.

Los policías indican que Richard, con un Peugeot 204, empezó a acelerar y a huir de una camioneta Isuzu D-max, dándose a la fuga. Señalan que salió sobre la avenida Félix Bogado, luego ingresó por Japón y finalmente llegó a 29ª Proyectada. En el trayecto hubo tiros.

Pero llamativamente el comisario Zárate y el suboficial Orihuela no recibieron apoyo de parte de otras unidades policiales, más aún cuando salieron de su jurisdicción e ingresaron en la de la Comisaría 21ª Metropolitana, donde finalmente aprehendieron al conductor.

La Fiscalía solicitará la grabación de las conversaciones por radio de la patrullera, para determinar si se solicitó o no apoyo a otras unidades. Asimismo, la fiscala indicó que dentro de las pruebas técnicas también se pidió la grabación de la trayectoria del GPS del móvil policial, para compararla con el informe oficial y la versión de los policías.

¿ENFRENTAMIENTO? Para determinar si Richard utilizó o no un arma de fuego, Pamela Pérez investiga si existe o no rastros de pólvora dentro de la patrullera como también del Peugeot 204, ya que la Policía Nacional sostiene que fueron baleados en la persecución.

En cuanto al estudio de parafina, Richard sostiene que luego de que fue disparado por el suboficial Orihuela, este en la carrocería del móvil policial le obligó a agarrar un arma, pero que él se negó cerrando muy fuerte su puño, y que luego realizó dos disparos al lado de su mano.

Es por eso que la Fiscalía analizará además las huellas dactilares del revólver calibre .22 que supuestamente tenía Richard. Se buscará saber si las huellas del joven que quedó parapléjico están en él, y de quiénes más.

Richard Pereira padre indicó que el revólver plantado por la Policía ni siquiera percute disparos.

MANIFESTACIÓN. Vendedores y técnicos en reparación de teléfonos celulares de la zona del Mercado 4 de Asunción cerraron la calle Pettirossi, exigiendo justicia para Richard Pereira. Con una bandera paraguaya, los comerciantes, amigos y colegas de Richard bloquearon la avenida y repudiaron el actuar de los policías involucrados. La protesta se realizó ayer, a las 16.00.