27 de febrero
Lunes
Poco nublado con tormentas
25°
36°
Martes
Poco nublado con tormentas
24°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
24°
32°
Jueves
Mayormente nublado
24°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
viernes 6 de enero de 2017, 02:00

No dan con autor y liberan a cuarto sospechoso de crimen

Un hombre fue detenido como sospechoso del alevoso crimen de Isidora Ríos de Valenzuela, de 52 años, quien fue asesinada en la noche del primer día del año en su domicilio en la colonia General Cáceres, compañía de Tuyangó, distrito de Itacurubí del Rosario, San Pedro.

Sin embargo, tras su declaración ante el fiscal de la causa, Roberto Velázquez, quedó nuevamente en libertad, ya que no se encontró indicio alguno de su participación en el hecho.

Se trata de Nicolás Palacios Díaz, alias Cola’i, quien -según familiares de la víctima-, hace 12 años atrás había intentado matar a Isidora, estrangulánndola, pero aquella vez no había podido concretar su propósito, según le manifestaron al fiscal.

Cola’i fue detenido en Tacuara y llevado directamente a la Fiscalía, donde negó rotundamente ser el autor de tan macabro feminicidio.

En su defensa, manifestó que a la hora en que habría ocurrido el hecho estaba con varias personas viendo un programa de televisión. Tampoco se encontraron en él rastros de haber forcejeado con alguien. Tras la declaración, el hombre fue liberado por orden del fiscal que investiga el caso.

CÓMO PASÓ. El informe forense firmado por el doctor Armín Heiderich concluye que la víctima salió de su pieza con un bolso que contenía maíz, y una cacerola con carne. Al salir al corredor de su dormitorio el agresor la tomó del cuello con un brazo, produciéndole una fuerte presión de estrangulamiento. Allí la mujer cayó y su abdomen golpeó en una murallita, lo que hizo que soltara las cosas que tenía en la mano.

En este estado, aparentemente la mujer ya estaba agonizante, por lo que el atacante la volteó y la puso boca arriba, donde la golpeó muy fuerte tres veces con un elemento contundente, que podría ser un balancín.

Agrega el informe que con esta brutal golpiza que ya llevó a la muerte a la mujer, el autor la desnudó y abusó sexualmente de su cuerpo.

El caso ahora volvió a un punto cero, ya que no se tienen mayores indicios de quién pudo haber sido el autor del crimen de la mujer, que vendía ropas en la mencionada colonia.

Su hijo mayor tampoco aportó mayores datos de sospecha hacia persona alguna, ya que mencionó que su madre nunca mantuvo rivalidades.

Los vecinos dieron algunos datos aislados, pero no condujeron a nada tampoco en la investigación, por lo que ahora la estrategia cambiará.

Agentes de Investigación de Delitos de San Pedro están realizando trabajos de inteligencia en la zona.