21 de agosto
Lunes
Mayormente despejado
22°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
martes 4 de abril de 2017, 01:00

Miles de adolescentes vibraron con Soy Luna

La euforia infantojuvenil se apoderó ayer del Jockey Club del Paraguay con el show de Soy Luna en concierto, de la exitosa serie televisiva.

Aplausos y canciones coreadas fueron la constante en la jornada que incluyó coreografías con patines y mensajes positivos de Karol Sevilla (Luna). En medio de gritos ensordecedores y juego de luces, a las 20.40 arrancó el show, teniendo como fondo el videoclips de la producción argentina de Disney Channel.

Luna ingresó cantando Alas, provocando la euforia del público, integrado en su mayoría por niñas y adolescentes. Luego realizó una versión de Prófugos (Soda Stereo), para luego dar paso a Ruggero Pasquarelli (Matteo), el galán del elenco, quién saludó: “¡Hola Paraguay!, ¿Están listos para bailar y cantar con nosotros?; este show lo hicimos con mucho amor para todos ustedes!”. Seguidamente hicieron lo propio los personajes conocidos de la serie, ocasionando el delirio de los presentes instalados frente al imponente escenario de dos niveles.

Tras una fugaz salida del escenario, Luna ingresó con nuevo vestuario –como lo hizo en varias ocasiones–, esta vez con toques de princesa. Los chicos del elenco, Michael Ronda, Gastón Vietto & Ruggero Pasquarelli, entre otros, interactuaron permanentemente con el público. Hubo segmentos románticos, y otros con mucha fuerza y de estilo acústico. Canciones como La Vida es un Sueño, interpretadas por Luna, y las que incluían a todo el elenco, como Siempre juntos o Vuelo, estuvieron acompañadas por una puesta visualmente atractiva, con vestuarios brillantes y escenas coloridas. Un espectáculo dinámico y variado, que entusiasmó a los seguidores de Soy Luna, quienes disfrutaron de una noche mágica, en donde la estrella del show compartió mucho cariño y los invitó a no renunciar a sus sueños.