4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
viernes 25 de noviembre de 2016, 01:00

Luchó, pero no alcanzó

Por Juan Massare

Jmassare@uhora.com.py

La final internacional volvió a darle la espalda a Cerro Porteño, que igualó sin goles ante el Nacional de Medellín, al que terminó favoreciendo el empate 1-1, en el juego de ida.

Así como en el 2009, frente a Fluminense (Sudamericana), y el 2011, ante Santos (Libertadores), las más recientes, la semifinal volvió a ser el techo de un equipo que en esta competición se transformó en uno de los candidatos gracias a sus buenos rendimientos.

Un buen trabajo táctico realizó el equipo de Gustavo Florentín en la primera etapa. Presionó bien arriba con varios hombres para evitar que el conjunto local pueda salir limpiamente desde el fondo.

Estigarribia, el más desequilibrante que tuvo el Ciclón en este lapso, Beltrán y Cecilio fueron los encargados de molestar en la salida.

Esto, en cierto modo, incomodó al conjunto verdolaga, que no encontró espacios para realizar su mejor juego. Aunque sobre el tramo final, con paciencia y en base a la movilidad que tienen sus jugadores terminó jugando mejor y generando varias ocasiones de peligro.

El arranque de la complementaria fue a puros sustos para el Ciclón porque lo tomaron mal parados. La dupla central tuvo varias descoordinaciones, pero para su fortuna Antony estuvo siempre atento y Rescaldani se equivocó siempre.

Hasta ahora el Memo se debe estar imaginando esa jugada, cuando tras una mala salida del Verdeolaga, Cecilio lo dejó solo frente a la portería y en lugar de colocar, definió fuerte y Armani se la desvió.

Florentín comenzó a mover el equipo. Sumó a Velázquez en el ataque y Cecilio los acompañó. A partir de ahí Cerro equilibró las acciones y hasta fue superior por momentos. Pero los errores a la hora de cubrir los espacios cuando iba en ataque seguían en el Azulgrana, lo cual le terminó costando la expulsión de Marcos Riveros.

A partir de ahí la cancha se le volcó en contra al conjunto de Barrio Obrero, que perdió en la contención. Cerro, que hizo una gran Copa, dio pelea hasta el final, pero que no alcanzó para dar el golpe histórico.