20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
martes 18 de abril de 2017, 11:48

La insólita preocupación por un "apocalipsis zombi" en España

El Gobierno español duda de que los zombis puedan llegar a provocar una situación de apocalipsis, "por muchos que sean", y ello explica que no disponga de protocolos específicos para hacer frente a esa eventualidad.
EFE.

Así figura en una respuesta oficial al senador Carlos Mulet, del izquierdista Compromís y quien - en el mismo tono irónico - había preguntado al Gobierno por los planes previstos ante un posible apocalipsis zombi.

La peculiar iniciativa del senador tuvo como objetivo llamar la atención sobre lo que considera "poca calidad" de las respuestas escritas del Gobierno a la oposición en el Senado.

La pregunta, aunque anómala, fue admitida a trámite y en la respuesta, igualmente por escrito, el Ejecutivo español del conservador Partido Popular (PP) resta importancia al riesgo de un apocalipsis zombi.

Los asesores del Gobierno encargados de redactar la respuesta recurren al diccionario de la Real Academia para buscar la definición de las palabras "apocalipsis" y "zombi".

En ambos casos encuentran dos definiciones; para el apocalipsis entendido como "fin del mundo" el Ejecutivo considera que no merece la pena hacer planes porque "poco se puede hacer llegado ese momento", mientras que frente a la definición de "situación catastrófica" recuerda que existen planes de emergencias de las fuerzas de seguridad y protección civil.

La cosa se complica al buscar "zombi" en el diccionario de la RAE.

El Gobierno no tiene planes específicos para dar respuesta a una situación de alarma causada por "personas que se suponen muertas y reanimadas por arte de brujería con el fin de dominar su voluntad", ya que directamente no se cree que esto sea posible y en su respuesta destaca "la dudosa probabilidad de que se produzca semejante circunstancia bajo tales premisas".

Más credibilidad da el Ejecutivo español a la segunda acepción de zombi, la de "atontado, que se comporta como un autómata" pero, en ese caso, aunque recuerda los planes de emergencias generales de las administraciones públicas, duda de que un grupo de "atontados" pudiera llegar a protagonizar una situación de apocalipsis, "por muchos que sean".

La respuesta del Gobierno ha causado indignación al senador de Compromís, quien ha reiterado su queja porque las respuestas lleguen "tarde y mal" a preguntas concretas y de interés, pero cumplan escrupulosamente ante preguntas absurdas formuladas como protesta.

"En definitiva -señala Mulet- el Gobierno no tiene ningún protocolo de actuación ante el apocalipsis zombi, y de la respuesta se puede interpretar que el propio Gobierno es en sí un apocalipsis zombi... una catástrofe humana provocada por atontados o personas autómatas".