11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 15 de octubre de 2016, 02:00

Juez Delgado dicta prisión para ex jefe de Comisaría 11 y los 3 agentes

El fiscal antidrogas Ysaac Ferreira imputó al oficial primero Gustavo Narváez, al suboficial segundo Arnaldo Lezcano y a la suboficial ayudante Petrona Ovelar, por posesión de drogas, coacción grave, privación de libertad, simulación de un hecho punible, cohecho pasivo agravado y producción inmediata de documentos públicos de contenido falso.

Todos fueron sindicados de haber plantado 315 gramos de cocaína en el automóvil de la empresaria Tanya Villalba para extorsionarla y sacarle dinero.

El agente pidió prisión para los tres imputados, mientras para el ex jefe de la Comisaría 11ª Metropolitana –superior de los nombrados–, comisario principal Sergio Paredes Vera, fue imputado por producción de documentos no auténticos, coacción grave, privación ilegítima de libertad y se pidió su arresto domiciliario. Según el fiscal, al jefe policial no se le incluye la posesión de drogas, por lo que pidió para este arresto domiciliario.

Sin embargo, el juez Óscar Delgado López por la gravedad de los casos dictó la prisión preventiva de todos, incluido el ex jefe de la Comisaría 11ª de Asunción y de los tres policías. El primero deberá cumplir la medida en la Agrupación Especializada, los otros dos en Tacumbú y la procesada en la Comisaría de Mujeres por 10 días y luego si no existe otro tipo de resolución, en el Buen Pastor.

Los cuatro se presentaron en la víspera ante la unidad fiscal y se abstuvieron de declarar por indicación de sus abogados defensores. En todo momento, los agentes del Departamento de Investigación de Delitos de la Policía trataron de ocultar a los imputados para no ser fotografiados o filmados por la prensa.

El fiscal aguarda peritajes del circuito cerrado y del cruce de llamadas, además de lo que grabó la joven cuando fue retenida por los policías.

El fiscal también aseguró que el lugar donde los policías realizaron el procedimiento (Mariscal López y Pedro Guetto) no corresponde a la Comisaría 11ª Metropolitana, donde estaban destinados los imputados. La víctima, Tanya Villalba, llegó hasta la unidad fiscal y manifestó que aún sigue shockeada tras sufrir dicho procedimiento policial.

Embed