4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 26 de octubre de 2016, 00:03

Investigan un escándalo de corrupción que salpica a la presidenta surcoreana

Seúl, 26 oct (EFE).- La fiscalía surcoreana anunció hoy que ha comenzado a investigar un escándalo de corrupción y filtración de documentos que salpica a la presidenta Park Geun-hye, y por el que la mandataria pidió disculpas en la víspera en un mensaje televisado.

Varios medios nacionales destaparon en las últimas semanas el supuesto tráfico de influencias entre Park y Choi Soon-sil, íntima amiga de la presidenta y exmujer de su antiguo asesor, y que habría utilizado esta conexión para captar fondos e incluso influir en decisiones gubernamentales.

La fiscalía del distrito central de Seúl ha realizado redadas en el domicilio de Choi y nueve organizaciones sin ánimo de lucro vinculadas a ella, según anunció hoy este organismo.

Entre ellas se encuentran las fundaciones Mir y K-Sports, bajo la sospecha de haber recaudado unos 80.000 millones de wones (64 millones de euros/70 millones de dólares) con la ayuda de la Federación Industrial Coreana (FKI, de sus siglas en inglés), la principal patronal del país.

Choi, que no ocupa ningún cargo público y se encuentra en paradero desconocido, se habría beneficiado de su influencia para obtener con fines personales un dinero inicialmente destinado a promover la cultura y el deporte de Corea del Sur a nivel global.

También recibió documentos oficiales enviados personalmente por Park y revisó borradores de docenas discursos presidenciales, según la televisión surcoreana JTBC, mientras que la fiscalía ha informado sobre la confiscación de discos duros y archivos que podrían ofrecer pruebas sobre las supuestas filtraciones.

La presidenta ha evitado pronunciarse sobre el caso hasta que en la víspera ofreció un mensaje televisado en el que pidió disculpas a los surcoreanos y reconoció que Choi le había ayudado en "momentos difíciles", aunque no ofreció explicaciones detalladas.

"Independientemente de las razones implicadas, siento que el caso haya causado preocupación nacional", dijo Park antes de pedir "sinceras disculpas" y hacer una reverencia ante las cámaras.

"Durante mi última campaña presidencial, ella (Choi) me ofreció comentarios personales sobre mis actividades, sobre todo discursos y actividades de relaciones públicas", añadió la presidenta.

El escándalo ha causado que el respaldo popular de la presidenta caiga hasta niveles mínimos desde que llegó al poder en 2013, y sale a la luz en un momento en que Park pretende impulsar una reforma constitucional para ampliar el período máximo que un presidente puede estar en el cargo, actualmente de 5 años.

Choi Soon-sil es hija del pastor cristiano Choi Tae-min, uno de los mentores políticos de Park fallecido en 1994, y exmujer de Chung Yun-hoi, quien trabajó como asesor para la actual presidenta cuando ésta era diputada y hasta 2013.