11 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente despejado
22°
32°
Martes
Mayormente despejado
21°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
domingo 3 de julio de 2016, 01:00

Ibáñez niega influencia y dice que solo dio un “respaldo espiritual”

Tras la difusión de la foto de una conversación en Whatsapp, donde el diputado José María Ibáñez celebraba el nombramiento como defensor público en el Juzgado de Mariscal Estigarribia, Chaco, de quien sería su ahijado político, Henry Fernández Ortiz, el legislador señaló que siempre lo apoyó espiritual y moralmente, pero que no influyó en su designación.

El legislador fue captado en la mañana del viernes en la sede del Congreso por el reportero gráfico del diario La Nación cuando intercambiaba mensajes con Fernández.

“Buen día, Dr.: Quería agradecer su apoyo. Ya soy defensor público”, escribió Fernández. La respuesta de Ibáñez fue un claro y contundente: “¡Bien cara...!”, y luego le señaló que estaba en la sesión del Congreso.

En ese momento, el presidente Horacio Cartes brindaba su tercer mensaje anual ante los parlamentarios.

“No tengo relación con la corte”

“Niego categóricamente que haya hecho tráfico de influencia. Yo no tengo relación con la Corte Suprema de Justicia para hacer nombrar a nadie”, indicó el diputado, quien también es conocido por haber pagado a caseros de su propiedad con dinero de la Cámara Baja.

“Siempre lo apoyé moral y espiritualmente desde su juventud, desde que estaba en la facultad, y me envió un mensaje para agradecerme por el apoyo de siempre, pero no en particular por su designación a ningún cargo porque yo no tengo poder, no tengo nivel de poder de decisión ni relación con la Corte”, indicó Ibáñez.

“Él me estaba llamando y como no lo atendía, porque estaba en plena sesión del Congreso, me envió un mensaje. Eso fue todo”, explicó.

El legislador mencionó que el hecho de que Fernández haya obtenido el cargo se da a raíz de sus propios méritos. “Es un logro de él, supongo que habrá rendido un examen, no sé cómo es porque no me involucro en esas cuestiones”, precisó.

Señaló que lo quiso felicitar diciendo “bien caramba”, como una forma de compartir su alegría. Contó que lo conoció en la Facultad de Derecho, cuando Fernández era dirigente estudiantil, y sostuvo que nunca fue su ahijado político ni formó parte de su equipo, ya que son de distintos departamentos. Ibáñez señaló que Fernández es de Villa Hayes y que él es de Central. Aseveró varias veces que no tiene ningún compromiso político con Fernández y reiteró que lo ayudó espiritualmente.

Con Abreu

El diputado forma parte del Centro Familiar de Adoración, fundado por el pastor Emilio Abreu. En octubre del 2014 fue bautizado y reclutó a sus colegas para formar un grupo de oración en la Cámara Baja. El hecho coincidió en el momento en que la ciudadanía se mostró indignada por los casos judiciales que enfrentaba.