10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
lunes 10 de octubre de 2016, 02:00

Guahory: Otro conflicto por tierras marcado por la cotidiana corrupción

Periodistas realizaron una recorrida en la colonia del Departamento de Caaguazú, donde se viven tensas horas. El motivo: la disputa por tierras altamente productivas entre campesinos y brasiguayos.

Por César Larré

TEMBIAPORÃ

La colonia Guahory está ubicada en el distrito de Tembiaporã, Departamento de Caaguazú, a aproximadamente 270 kilómetros de Asunción. El conflicto es entre campesinos, que ocupan las tierras de la colonia, y los llamados brasiguayos, que ostentan títulos de propiedad.

Muchos de esos títulos fueron expedidos en violación de algunos requisitos establecidos en el Estatuto Agrario, como ser, por ejemplo, el de la ocupación efectiva del lote. En otros casos, los lotes fueron revendidos antes de los 10 años establecidos.

Pese a estas irregularidades, los títulos de propiedad fueron inscriptos tanto en Catastro como en Registros Públicos.

Muy pocos son los brasiguayos que residen en la colonia Guahory. Provienen, en su mayoría, de distritos vecinos de Tembiaporã, como Raúl Arsenio Oviedo y Nueva Toledo.

En su mayoría solo utilizan la colonia para cosechar.

El pasado 15 de setiembre, unas 200 familias campesinas fueron desalojadas. Perdieron lo poco que tenían: sus precarias viviendas fueron derrumbadas y hasta sus cultivos arrasados.

El operativo, que movilizó a 1.200 efectivos de la Policía Nacional, estuvo encabezado por los fiscales Alfirio González y Alfredo Mieres.

Las familias hoy están apostadas bajo carpas en predios de capillas y escuelas, dentro de la colonia.

El equipo periodístico de Última Hora y Telefuturo consiguió llegar hasta ellas para hacerse eco de la situación que hoy atraviesan, no sin antes pasar por tres puestos de control de la Policía Nacional, instalados a lo largo y ancho de la colonia. Estos puestos policiales, que funcionan las 24 horas, fueron instalados poco después del desalojo en setiembre pasado.

Unos 70 efectivos están asignados para los tres puestos, donde solicitan a visitantes su cédula de identidad y documentos de vehículo, cuyos datos registran en una planilla.

Vale señalar que en deplorables condiciones se encuentran los policías en esos puestos.

Por cierto, recién se reanudaron las clases en la Escuela Básica Nº 3166 Buen Jesús, ya que los niños no asistían por temor a los policías. Es que uno de los puestos policiales está instalado justo en frente al centro educativo. No solo, se consiguió conversar con los afectados por el desalojo, como corresponde; también se habló con la otra parte de esta historia, los brasiguayos. Mañana, las versiones de ambos grupos y te contamos sobre el funcionario del Indert, Armando Díaz Solís, y por qué es el centro de atención.

Embed


APARECEN EN ESTA NOTA