7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
miércoles 17 de agosto de 2016, 01:00

¡Grande Luqueño!

Sportivo Luqueño igualó 1-1 con Peñarol y quedó con la clasificación a la segunda fase de la Copa Sudamericana.

El Auriazul planteó un partido inteligente y al final trajo el pasaporte para avanzar en la competencia por segundo año consecutivo. Y no fue a empatar a un equipo cualquiera, porque Peñarol es uno de los clubes más ganadores del fútbol sudamericano y acaso del mundo.

Sin embargo, el Auriazul exhibió toda su jerarquía y además esas ansias de trascender de sus futbolistas en una competición, que es una vidriera para todos. Los ingresos de Guido Di Vanni, Pablo Zeballos y David Mendieta en la complementaria fueron determinantes. Sí y leyó muy bien, los citados estaban en el banco y le dieron frescura al equipo.

Ya cuando todos esperábamos la definición por penales, Zeballos cedió un pase a Mendieta, quien aprovechó el resbalón infortunado de un adversario y definió con toda la clase que lo caracteriza. Peñarol igualó dos minutos más tarde con el tanto de Bressa.

El gol de visitante le sirvió a Luqueño para pasar a la segunda fase de la Sudamericana. La línea futbolística que mostró Luqueño estuvo acertada, porque nunca se apresuró para salir y manejó muy bien los tiempos contando con un arquero muy seguro.

En la ronda siguiente tendrá que verse con Independiente Medellín, de Colombia, o Universidad Católica, de Ecuador.