miércoles 1 de octubre
Cotización del DÓLAR
G 4550
compra
G 4700
venta
DÓLAR
G 4550
compra
G 4700
venta
PESO AR
G 290
compra
G 340
venta
REAL
G 1780
compra
G 1880
venta
PESO UY
G 180
compra
G 250
venta
EURO
G 5700
compra
G 6050
venta
YEN
G 35
compra
G 45
venta
clima
24º C
Muy nublado
Edición Impresa
País
domingo 28 de noviembre de 2010, 00:00

Ergometría, un estudio que pone a prueba el corazón

0
Imprimir Agrandar Achicar
Por Silvana Molina

silvana@uhora.com.py

Cuando de evaluar el corazón se trata, la ergometría se presenta como uno de los métodos más efectivos y menos invasivos para detectar algún problema, según los cardiólogos.

Hace unos días, sin embargo, la muerte del corredor de autos y empresario Francisco Pancho Gorostiaga, que se produjo precisamente mientras realizaba una ergometría, instaló en muchos la duda con respecto a la seguridad de este método, y en otros despertó la curiosidad por saber de qué se trata.

"La ergometría es una prueba de esfuerzo que se realiza rutinariamente para evaluar varios aspectos de la función del corazón", explica el cardiólogo Laurentino Barrios.

Está indicada para personas que tienen algún síntoma cardiaco sospechoso (dolor de pecho, por ejemplo) o incluso en gente sin síntomas, pero con antecedentes familiares de muerte súbita o de infarto de miocardio, por ejemplo.

"Si esa persona tiene factores de riesgo, como hipertensión, colesterol alto, glucosa alta (azúcar en sangre) y fuma, también es importante aclarar si el dolor proviene o no del corazón", apunta el profesional.

La ergometría incluso se realiza en las personas que han sufrido un infarto, antes de darle el alta hospitalaria o a quienes han tenido un bypass, para control periódico.

También se aconseja a quienes van a iniciar alguna rutina de esfuerzo físico (la práctica de algún deporte, por ejemplo), para descartar que tengan algún riesgo coronario.

Según Barrios, la única manera de saberlo es esforzando al corazón a responder a una mayor demanda, porque muchas veces el electrocardiograma sale normal.

El médico explica que este procedimiento (ver recuadro) es un primer paso para el diagnóstico, que va a determinar si es necesario o no realizar un cateterismo cardiaco, el cual sí ya es un estudio diagnóstico invasivo (se introducen catéteres en una arteria).

ALTERACIONES. Al realizar un mayor esfuerzo físico aumenta el trabajo del corazón, que tiene que bombear más sangre para poder responder a la demanda, explica el cardiólogo.

Si existe alguna obstrucción, la circulación se ve afectada y se produce una isquemia (interrupción momentánea del flujo de sangre al corazón), que alterará el electrocardiograma.

Barrios resalta que todo esto se produce de manera controlada y que es muy útil para el diagnóstico de los pacientes.

Los resultados del estudio se evalúan según la edad y según el momento de la prueba en que se manifiestan los cambios.

"Si la alteración del electrocardiograma se produce al iniciar la prueba, es más grave que si se produce en el momento de esfuerzo máximo", señala.

De todos modos, ante la posibilidad de que se presente alguna complicación, siempre se tiene a mano un desfibrilador (aparato para devolver al corazón su ritmo normal).

TEMORES. Según el cardiólogo, el hecho de que alguien se realice una ergometría no implica poner en riesgo su corazón.

"Si, excepcionalmente, alguna persona presenta complicaciones durante la realización de la ergometría, esto no se debe al estudio en sí, sino a la gravedad de su condición cardiaca", comenta. El médico agrega que el problema se pudo haber desencadenado en cualquier otro momento: "en la casa, estando acostado, caminando por la calle", aclaró.

EN QUÉ CONSISTE LA PRUEBA DE ESFUERZO

La ergometría, también conocida como prueba de esfuerzo, consiste en la realización de ejercicio físico en cinta rodante (caminador) o bicicleta estática, de acuerdo con unos protocolos predeterminados.

Mientras lo hace, el paciente está conectado, mediante unos electrodos, a un equipo de electrocardiograma, cuyo monitor va reflejando su evolución.

Al principio, el esfuerzo es lento, pero luego (cada uno, dos, tres o cuatro minutos, según el protocolo) se va aumentando la intensidad, lo cual va exigiendo cada vez más al corazón.

Este esfuerzo se controla con una monitorización continua y mediciones de la presión arterial.

Generalmente, este estudio -que dura unos diez minutos- se combina con la ecocardiografía (Ecoestrés con ejercicio).

REQUISITOS

El paciente debe llevar ropa que se pueda quitar fácilmente y calzado cómodo. Si tiene mucho vello en el tórax, probablemente lo rasuren, para que el registro del electrocardiograma sea de mayor calidad. No hay que acudir a la ergometría después de una comida copiosa (2-3 horas antes) ni realizarla luego de un ayuno prolongado.

Aviso:
- Los comentarios vertidos en las notas son de exclusiva responsabilidad de quienes lo emiten
y no reflejan la postura de Editorial El País S.A.
- Los mensajes de tipo SPAM serán eliminados.
0 Comentarios