22 de marzo
Miércoles
Nublado con chubascos
22°
30°
Jueves
Mayormente nublado
21°
31°
Viernes
Parcialmente nublado
22°
33°
Sábado
Muy nublado
23°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
sábado 17 de diciembre de 2016, 02:00

Enfermeros no dan abasto en el IPS y pacientes copan día a día los pasillos

El Hospital Central tiene 935 camas, pero absorbe 1.300 pacientes. Los acompañantes se encargan de cuidar a los enfermos ante el déficit de personal. Los pasillos ocupados de enfermos son una constante.

Librada Samaniego suma más de cinco días acompañando a su padre, de 70 años, que se encuentra internado en una de las salas de la Unidad de Emergencias del Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS). Ante el déficit de personal, ella funge de enfermera y cumple con la labor de bañarle, cambiarle el pañal y darle de comer.

La asegurada pide un mejor trato por parte de los guardias de seguridad y asientos para acompañar al paciente y hacer que la estadía sea más leve.

"Le tenemos que llevar en el baño, le tenemos que limpiar, mi papá tiene 70 años y sí o sí le tenemos que acompañar. Los enfermeros solamente le dan la medicación", relató. Debido a que no se pueden ingresar sillas, los acompañantes se mantienen parados y de noche duermen en el piso, para seguir cuidando al enfermo. Esta es la vivencia de Librada y la de otros asegurados que pasan por el servicio.

Una historia sin fin. La saturación de la Unidad de Emergencias del Hospital Central es una situación constante que se arrastra desde hace años. Los pacientes copan los pasillos todos los días debido a que las camas de internación están ocupadas al 100%. El espacio está sobrecargado con enfermos depositados en camillas, en las sillas de espera y hasta en butacas, según las denuncias.

Los asegurados no se quejan del servicio ni de la falta de insumos que persiste, pero sí de las condiciones en que permanecen los enfermos en los corredores. El Hospital Central tiene 935 camas, pero absorbe 1.300 enfermos. El déficit en toda la red a nivel país es de 1.500, según Benigno López, titular de IPS.

enfermeros no paran. Un personal debe atender de 10 hasta 15 pacientes. "Atendemos a pacientes con patologías complejas que requieren de un gran esfuerzo y más aún cuando se trabaja en condiciones desfavorables por no contar con todos los insumos y la cantidad de profesionales de enfermería necesarios. Un 80% de nosotros padecemos de varios tipos de problemas de salud, como hernia discal, no solo por estar de pie durante horas sino también por cargar pacientes de gran porte", relató el enfermero Derlis Torres, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Unidad de Emergencias Adultos del Hospital Central del IPS.

La situación de sobrecarga ya se comunicó en reiteradas ocasiones a las autoridades de la previsional, dijo Torres, pero hasta la fecha nada cambió. La falta de más recursos humanos, la escasez de insumos y las condiciones insalubres del espacio son las principales quejas del sector. "En el pasillo se acomoda la camilla y se atiende. Llega a un límite que hasta la puerta hay pacientes".

IPS Central tiene un déficit estimativo de 1.000 enfermeros, situación que se acentuará con el traslado masivo del personal al Centro Residencial Especializado de Atención y Apoyo al Adulto Mayor (Cream) en San Bernardino, que se inaugurará el 20 de diciembre.

El gerente de Desarrollo y Tecnología, Iván Sosa, prometió que cubrirán las vacancias y desmintió que la trasferencia del personal resentirá el servicio. Sobre la escasez de insumos, el gerente de Administración y Logística, Armando Rodríguez, dijo que se adjudicaron productos por G. 1.500 millones que permitirán regularizar la provisión.