23 de marzo
Viernes
Poco nublado con tormentas
22°
31°
Sábado
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Domingo
Tormentas
22°
29°
Lunes
Nublado
22°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 6 de febrero de 2017, 16:14

El Gobierno venezolano evalúa un nuevo sistema para controlar los precios

Caracas, 6 feb (EFE).- El Gobierno que preside el chavista Nicolás Maduro está evaluando la implementación de un nuevo sistema de control de precios para atajar la inflación de Venezuela, estimada como la más alta de la región, informó hoy el vicepresidente de Economía del país, Ramon Lobo.

El Gobierno socialista venezolano está "evaluando un nuevo mecanismo de sistema de precios y una reingeniería de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde)", indicó Lobo durante una entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

El ministro explicó, según el texto de la agencia estatal, que estas acciones "permitirán optimizar los mecanismos de vigilancia, control y supervisión dentro del combate a la inflación inducida".

Aseguró que el plan los "15 motores de la economía" propuesto por Maduro para rescatar la situación del país va "a elevar los niveles de abastecimiento a través del incremento en la producción".

Se refirió también a la expansión de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), el sistema de distribución de alimentos en Venezuela como una de las estrategias para "combatir los ataques inflacionarios inscritos en la guerra económica".

"Los seis millones de hogares atendidos (demuestran que) los Clap ayudarán a mejorar la disponibilidad de los productos y alimentos", indicó Lobo, quien defendió el sistema Clap como "una respuesta al monopolio en la distribución" en manos de la empresa privada.

Lobo destacó el trabajo del Ejecutivo venezolano para intentar vencer el dólar no oficial que "se ha convertido en un marcador maligno de la tasa de cambio, aún cuando no tiene ningún tipo de racionalidad económica".

La meta del Gobierno venezolano, dijo, se "logrará con el funcionamiento de las casas de cambio (en la frontera con Colombia y Brasil) y otras acciones", de las que no ofreció detalles.