23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
jueves 29 de diciembre de 2016, 01:00

El disco 25, de Adele, es el más vendido de 2016

Adele vuelve a mostrarse imbatible y acabará 2016 como la artista que más discos vendió en todo el mundo gracias a su último trabajo, 25, con casi dos millones más de copias despachadas que su inmediato seguidor, Lemonade, de Beyoncé.

Así lo informó ayer la web United World Charts, que aglutina datos de las listas oficiales de los mercados más importantes y que cifra en casi 4,6 millones los discos vendidos por la diva británica, otorgándole el oro por segundo año consecutivo (en 2015 también fue número 1 por 25, con casi 15 millones de copias).

Célebre. Sucede que con su álbum previo, 21 (2011), Adele ya logró ser la artista de mayor éxito comercial durante dos años consecutivos y que este trabajo aún se mantiene como el número 25 entre los más vendidos, un lustro después de su publicación. Se estima que Adele vendió más de 90 millones de sencillos y discos, haciendo de ella una de las artistas musicales con mayores ventas en el mundo.

Por detrás de 25 se sitúa Beyoncé con Lemonade, un trabajo que por decisión propia no llegó nunca a la plataforma de streaming Spotify, pero que sí figura muy destacado en casi todas las listas de los mejores discos de 2016. De él se vendieron 2,6 millones de unidades.

No empata por 38.000 copias con Views, del canadiense Drake (2,6 millones también), que ocupa la tercera plaza y se convirtió precisamente en el artista más reproducido en Spotify a lo largo de este año.

Les siguen dos discos que salieron a finales de 2015: Purpose, de Justin Bieber (2,3 millones) y A head full of dreams, de Coldplay (2,1 millones).

En sexto lugar figura Blackstar, del desaparecido David Bowie (1,9 millones), y, a continuación, Blurryface, de Twenty One Pilots (1,6 millones); Anti, de la barbadense Rihanna (1,4 millones); Hardwired... To Self-Destruct, de Metallica (1,3 millones) y This is acting, de Sia (1,3 millones), otro disco de 2015, impulsado por el éxito a lo largo de este año del sencillo Cheap thrills.

Hasta el puesto número 20 cabe destacar algunos discos que supusieron la vuelta a la actividad de sus autores tras varios años sin novedades en el mercado, como The getaway de la banda estadounidense Red Hot Chili Peppers (puesto 11, con 1,2 millones), A moon shaped pool, del grupo británico Radiohead (puesto 13, con 1,1 millones) o 24K Magic, de Bruno Mars (puesto 19, 1 millón). EFE