10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
martes 6 de septiembre de 2016, 01:00

Docente de Arroyito becada pide más apoyo para jóvenes del Norte

Carmen Cáceres Domínguez tiene 28 años y es docente desde hace 9 años en el asentamiento de Arroyito, de Horqueta, Concepción, un sitio considerado como uno de los más conflictivos del país, debido a los sucesos relacionados con el grupo terrorista autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

La profesora Carmen es una de los 100 maestros que lograron una beca para estudiar posgrado en las tres mejores universidades de España. Estuvo presente ayer en un encuentro en el Palacio de Gobierno con el presidente Horacio Cartes, quien les deseó éxitos en la nueva travesía.

La educadora es oriunda de Horqueta, pero su corazón está en Arroyito, según contó, donde se desempeña desde el año pasado como directora de una institución de gestión oficial.

Fue seleccionada para estudiar una maestría en Estudios Avanzados en Educación Social en la Universidad Complutense de Madrid, una de las mejores de Europa.

“Nos tildan de zona conflictiva, pero yo sé que hay personas de bien, de buen corazón y sobre todo muchos jóvenes con esperanza de recibir una educación que les permita salir adelante”, dijo.

Afirmó además que el apoyo que necesitan no se da solo en materia de seguridad. “Necesitamos y los jóvenes tienen que recibir más apoyo en estas zonas, más educación. Como docentes siempre estamos reclamando las necesidades que tenemos”, remarcó.

Expresó que los alumnos no reciben la merienda y el almuerzo escolar, pese a vivir en zonas vulnerables económicamente, lo que incide directamente en el rendimiento escolar.

El acto. Autoridades y docentes beneficiarios participaron de la entrega de los certificados del programa Becas Carlos Antonio López (Becal), donde también estuvo la profesora Gilda Arroyo de la parcialidad Guaraní, única educadora indígena seleccionada.