22 de enero
Domingo
Poco nublado con tormentas
24°
36°
Lunes
Muy nublado
24°
34°
Martes
Poco nublado con tormentas
23°
35°
Miércoles
Muy nublado
21°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 19 de diciembre de 2016, 09:09

Dificultades en Argentina por un paro de transporte que reclama contra nuevos impuestos

Buenos Aires, 19 dic (EFE).- Desde primera hora de la mañana de hoy, los sindicatos de transporte de Argentina mantienen una huelga contra los impuestos que gravan los salarios que afectó a los cientos de miles de personas que dependen a diario de trenes, autobuses y demás medios de pasajeros para desplazarse.

En Buenos Aires y su cinturón metropolitano, el paro se tradujo en largas filas para tratar de tomar un transporte en los principales nudos de tráfico, como las estaciones de Once y de Retiro.

También aumentó el nivel de automóviles ante la decisión de los particulares de tomar sus vehículos para llegar a sus centros de trabajo o estudios.

La medida afectó a los servicios de pasajeros, con excepción de los taxis.

"Los responsables políticos en este país tienen que cumplir alguna vez con lo que prometen en campaña", subrayó Juan Carlos Schmid, uno de los secretarios generales de la Confederación General del Trabajo (CGT) de Argentina y cabeza de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), principal impulsora del paro de hoy.

"Esto no es un paro contra el oficialismo, en el Congreso muchos se hacen los distraídos", recalcó a través de su cuenta de Twitter al comienzo de la protesta.

La medida también afectó a los aeropuertos, donde se registraron algunas demoras y cancelaciones de vuelos, especialmente en los trayectos nacionales.

Los gremios se movilizan contra el denominado impuesto a las ganancias, que grava los salarios en Argentina a partir de los 18.800 pesos (unos 1.160 dólares) para los empleados solteros y de los 30.000 para los casados (unos 1.850 dólares), lo que implica que alcanza al 10 % de la masa laboral del país, según los cálculos del Gobierno.

Su abolición es un reclamo que mantienen los sindicatos desde hace varios años y su desaparición o reducción fue promesa de campaña de los principales candidatos a la Presidencia en las elecciones de 2015, incluido el actual presidente, Mauricio Macri.

Actualmente, el Congreso -donde ninguna fuerza tiene la mayoría- estudia varias alternativas para ampliar los límites imponibles pero oposición y oficialismo aún no han logrado un acuerdo.