23 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 19 de marzo de 2017, 11:22

Diego Barragán, un aprendiz de Bilardo que busca la cima del fútbol uruguayo

Montevideo, 19 mar (EFE).- El entrenador colombiano Diego Alonso Barragán, aprendiz del argentino Carlos Bilardo y de su compatriota Francisco Maturana, habló en una entrevista con Efe sobre su carrera y su actualidad al frente del Cerro de Uruguay, actual líder del campeonato.

Alonso Barragán es oriundo de Cali, pero su preparación se dio en Uruguay en 1976 gracias a la influencia de Washington "Pulpa" Etchamendi, un entrenador que fue compañero suyo en el Deportivo Cali y al que vio fallecer en pleno partido de fútbol tras un paro cardíaco fulminante.

El actual entrenador del Cerro tiene como una de sus principales características, haber acompañado a los "genios" Bilardo y Maturana, dos técnicos, según Alonso, de características muy diferentes que le aportaron mucho para su formación.

"(Bilardo) como persona es excelente, un hombre de valores importantísimos y un adelantado del fútbol", expresó Alonso, y añadió que, junto a él, pudo aprender a estar "las 24 horas" viviendo y trabajando por el fútbol.

Su amistad con Bilardo le permitió ir de observador al Mundial de México 1986 y presenciar a Diego Maradona en su máximo potencial en una selección, que era "él y diez más".

"Maradona, lo que dio en el Mundial del 86 creo que a cualquiera le queda en la retina, hasta las cosas extra futbolísticas como la famosa mano de Dios", manifestó.

Con Maturana, al que define como "un sabio" y "totalmente contrario" a Bilardo por su tranquilidad y sus conceptos, supo llegar a Europa y a la selección colombiana.

"Maturana tuvo la fortuna de cambiarle la mentalidad al futbolista colombiano, darle una categoría (...) y volver al Mundial porque fuimos a tres Mundiales consecutivos y Colombia empezó a creer en su fútbol", expresó Alonso.

Su pasaje por España se dio en los primeros años de la década del noventa en el Real Valladolid y el Atlético Madrid y le dejó una de las épocas "más lindas" de su vida profesional y personal en la que destaca su amistad con Diego Simeone, actual técnico del cuadro colchonero y al que ya de joven le vio características de entrenador.

"A veces hacíamos un asado en casa o en la de él y siempre había que ver un vídeo de fútbol y seguir hablando de fútbol", comentó.

Asimismo, destacó que los españoles "saben vivir" porque se tomaban el tiempo para estar con sus familias, descansar y "darse lujos" con sus seres queridos que él a veces se olvida por estar "las 24 horas pensando en fútbol".

Según el entrenador del 'villero', las diferencias entre el fútbol suramericano y el europeo están en el aspecto económico, ya que a nivel de jugadores "son 11 contra 11".

Actualmente, Alonso Barragán está al frente del Cerro de Uruguay, un club humilde y popular al que busca inculcarle su gusto por "el fútbol bien jugado" para que las personas puedan "ver un espectáculo".

Pese a ser consciente de las dificultades que tiene el club de la villa, el entrenador cree que "cuando estás detrás de la pelota" estas cosas no importan y se pueden conseguir buenos resultados.

"Bilardo es campeón como jugador con un equipo chico como Estudiantes de la Plata que un día cambió la historia y ganó tres Copas Libertadores seguidas y una Intercontinental. Ellos pudieron hacerlo hace tanto tiempo, ¿por qué uno no puede soñar en esas cosas?", explicó Alonso.

Con respecto al torneo uruguayo, destacó que "es una liga competitiva" en la que se acortaron las distancias entre los equipos y se perdió el dominio del Nacional y el Peñarol.

"He venido a un gran club como Cerro que tiene una gran hinchada, un barrio que lo siente, lo valora y eso a mi me da satisfacción porque es lo que me gusta", concluyó.

A sus 59 años y con más de 40 años de carrera, el entrenador colombiano sueña con conseguir grandes cosas con el Cerro y aunque no tenga un objetivo planteado para su futuro, le gustaría retornar al Viejo Continente en algún momento de su carrera y seguir los pasos de sus mentores.