23 de febrero
Jueves
Poco nublado con tormentas
24°
33°
Viernes
Poco nublado con tormentas
23°
33°
Sábado
Parcialmente nublado con chubascos
23°
33°
Domingo
Mayormente nublado
23°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 20 de diciembre de 2016, 14:59

Del Potro pone en duda su participación en el Abierto de Australia

Buenos Aires, 20 dic (EFE).- El argentino Juan Martín del Potro puso hoy en duda su participación en el Abierto de Australia y en la próxima serie de la Copa Davis ante Italia en una rueda de prensa en la que dio detalles sobre los dos partidos amistosos que jugará ante el español David Ferrer este mes en la provincia de Buenos Aires.

"Si soy inteligente, sé que para Australia y para mi primer torneo quedan 15 días de entrenamiento, ese objetivo no lo lograría y tal vez por jugar dos torneos que son importantes tengo que perder más tiempo y saltarme más torneos en otro momento", dijo Del Potro.

Además del Abierto de Australia, que se disputará del 16 al 29 de enero, el actual número 38 de la clasificación analiza su presencia en el torneo de Delray Beach, que comienza a fines de febrero.

"El tenis me esperó dos años y me puede esperar un Australia Open más. Pero también sé que es un torneo importante y que si te va bien podés saltar mucho en el ránking y te podés acomodar para toda la temporada. Estoy con situaciones encontradas", analizó en una rueda de prensa.

El tandilense también puso en duda su participación en la primera serie de 2017 de la Copa Davis ante Italia, a disputarse del 3 al 5 de febrero.

"Voy a jugar donde me sienta bien. Ante Italia va a ser en polvo de ladrillo (tierra batida) y es una superficie que a mí me cuesta. Todavía no decidimos que vamos a hacer, cuando estemos más tranquilos y en familia vamos a elegir mejor nuestro calendario", explicó.

"En 2017 quiero disfrutar de estar sano y saber que tengo la tranquilidad de saber que por suerte la Copa Davis está en casa. Eso me deja muy tranquilo", explicó.

Del Potro, de 28 años, ganó dos de los tres puntos con los que el equipo argentino superó a Croacia por 2-3 en Zagreb y levantó la 'ensaladera' por primera vez en la historia.

El primero de los dos partidos presentados hoy ante Ferrer será el martes 27 en el DirecTV Arena, de la localidad de Tortuguitas, y el segundo el miércoles 28, en Mar del Plata.

Será la primera vez que 'Delpo' vuelva a las pistas tras obtener a fines de noviembre la Copa Davis.

Del Potro señaló que es un "placer" poder jugar estos dos partidos en Argentina para despedir la temporada y que para él es "espectacular" cerrar el año ante Ferrer, a quien calificó como su amigo.

Ferrer, de 34 años, es uno de los tenistas extranjeros más queridos en Argentina, donde ganó el ATP de Buenos Aires en 2012, 2013 y 2014.

Del Potro regresó al circuito en febrero de este año tras someterse a su tercera operación en la muñeca izquierda y escaló desde el puesto 1045 de la clasificación de la ATP al 38.

En 2016 ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el Abierto de Estocolmo, y venció al escocés Andy Murray, al serbio Novak Djokovic, al suizo Stan Wawrinka, al serbio Marin Cilic, al austríaco Dominic Thiem, al español Rafael Nadal y al belga David Goffin.

"La gente ha tomado un poco mi situación como una experiencia de vida. A mí me tocaron unas piedras muy difíciles en mi camino en la mejor etapa de mi carrera. Pero a cualquier persona le toca vivir cosas feas. Lo mío fue la muñeca y estuve cerca de no jugar nunca más y de sentirme un extenista", agregó.

"Pude demostrar con mi experiencia que sí se puede. No lo elegí, me llegó. Dando lo mejor de mí y haciendo el sacrificio diario me toca ser ese ejemplo. Hoy es muy fácil frustrase, tirar la toalla y no seguir intentando. Ojalá la gente pueda tomar lo que me pasó en mi vida tenística como un ejemplo", añadió.

'Delpo' también sostuvo que "el mundo del tenis" espera ver a Rafael Nadal o Roger Federer nuevamente campeones de un Grand Slam, y que él tiene como objetivo pelear por uno de los títulos importantes de 2017.

"A mí también como amante de este deporte me gustaría ver que Federer gane otro Grand Slam, aunque no a mí. Que sea uno que yo no juegue", aseveró sonriente.