23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
32°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
miércoles 22 de marzo de 2017, 01:00

Cuarteto brasileño musicaliza homenaje a Heitor Villa-Lobos

El cuarteto de cuerdas brasileño Radamés Gnatalli actúa mañana, a las 20.30, en el Teatro Tom Jobim del Centro Cultural de la Embajada de Brasil (Eligio Ayala y Perú), en el marco de la celebración del 130 aniversario del nacimiento del compositor carioca Heitor Villa-Lobos. El acceso es libre y gratuito.

El homenaje tendrá una previa a las 18.30, con el encuentro titulado "Villa-Lobos: vida y obra del compositor", clase magistral sobre los principales aspectos de la obra del referido artista, dirigida a músicos, estudiantes e interesados en general, a cargo de los músicos integrantes del Cuarteto Radamés Gnattali.

Luego, a las 20.30, está prevista la realización del concierto denominado "Villa-Lobos para Cuerdas", donde el Cuarteto Radamés Gnattali, reconocida agrupación brasileña de cuerdas integrada por Carla Rincón, Andréia Carizzi, Hugo Pilger y Marco Catto, hará su presentación.

El evento, organizado por la Embajada de Brasil, busca recordar con estas actividades a Heitor Villa-Lobos, director de orquesta y uno de los más grandes compositores brasileños, cuya música tuvo influencia tanto en el folclore brasileño como en la música clásica europea.

“Villa-Lobos es el compositor clásico más grande de Brasil. Es la esencia musical de Brasil dentro del siglo XX. Lo que Bach representa para Alemania, Villa-Lobos es para Brasil en la música clásica”, señala André Heraclio do Rego, responsable del área cultural de la legación extranjera.

Para celebrar el aniversario se invitó al afamado cuarteto que obtuvo varios premios y fue nominado al Grammy Latino en 2012.

PERFIL. Nacido en Río de Janeiro el 5 de marzo de 1887, Heitor Villa-Lobos es autor de unas 2.000 composiciones que abarcan todos los géneros, por lo que es considerado figura esencial de la música brasileña. Se formó en el exterior y creó un sistema completo de instrucción musical inspirado en la cultura brasileña.

De su producción destacan las nueve Bachianas brasileiras (1932- 1944), donde propuso sintetizar el contrapunto de Bach con melodías populares de su país.