3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 30 de noviembre de 2016, 02:00

Contrabando de cigarrillos al Brasil tiene un año próspero

Wilson Ferreira

CIUDAD DEL ESTE

No es que haya disminuido el ingreso de cigarrillo paraguayo de contrabando al mercado brasileño, sino los controles fronterizos se volvieron menos eficientes como consecuencia de los recortes que sufrieron los organismos de seguridad y control fiscal en esta zona de frontera.

La crisis en la economía brasileña obligó al Estado a recortar recursos a la Policía Federal, Militar, Civil, Receita Federal, Rodoviaria Federal, lo que hace que el nivel de control tanto por agua y tierra, en la zona donde operan los famosos puertos clandestinos, en las costas del río Paraná y el lago Itaipú, se haya visto afectado, volviendo a la región una zona más vulnerable para todo tipo de actividad ilegal.

De acuerdo con la estimación del Instituto de Desenvolvimiento Económico y Social de la Frontera del Brasil (Idesf), en el 2016 el volumen de cigarrillos aprehendidos debe ser 30% menos de lo que se requisó en el 2015.

El año pasado, más de 6 billones de unidades fueron confiscadas antes de que el producto llegue al mercado informal.

Para el Idesf, la entidad que desde el 2010 recopila información de por lo menos el 85% de las aprehensiones realizadas por los organismos de seguridad y control fiscal del Brasil, asegura que la falta de inversión en seguridad de las fronteras ya está generando serias consecuencias. En vez de caer, el contrabando de cigarrillos está creciendo, asegura el organismo, al señalar que el producto llega al mercado sin pasar por cualquier tipo de control sanitario y de calidad.

CONTROL. Las tareas de fiscalización se extienden desde Foz de Yguazú hasta la ciudad de Guaíra, abarcando todo el lindero del lago del Itaipú. Según la Receita Federal, en el 2015 el cigarrillo encabezó la lista de mercaderías incautadas por valor de USD 48.477.364, seguido de electrónico con USD 14.855.021, productos de informática por USD 4.852.927, prendas por 2.921.005 y perfumes por valor de USD 2.359.588.

Con relación a la composición, los cigarrillos, los electrónicos y los vehículos representan, juntos, más del 79% del total de las aprehensiones registradas en el año pasado.

Durante el 2015 fueron realizadas 1.045 operaciones de represión a los ilícitos aduaneros. Gran parte de esos trabajos fueron realizados de forma conjunta con otros órganos de seguridad y control que actúan en el combate a los delitos de contrabando y tráfico de drogas y armas. También se realizaron un total de 150 detenciones de personas que fueron sorprendidas con mercaderías que ingresaron al Brasil en forma ilegal. Un estudio elaborado por Idesf, hace dos años, señala que al menos unas 15.000 familias dependen directamente del contrabando que se genera entre Foz de Yguazú y Ciudad del Este. Para los brasileños este circuito de ingreso y salida ilegal de productos exige que ambos países busquen una solución para legalizar la exportación de cigarrillos.