26 de septiembre
Martes
Despejado
20°
33°
Miércoles
Muy nublado
21°
34°
Jueves
Muy nublado
20°
30°
Viernes
Chubascos
18°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
martes 16 de mayo de 2017, 02:00

Congreso precisa de G. 1.000 millones para cinco directores

Varias sentencias judiciales de la Corte Suprema de Justicia, que favorecieron a acciones presentadas por funcionarios jubilados tanto del Congreso como del Senado, ponen en aprietos al Parlamento en lo que hace a su presupuesto.

En el área administrativa informaron que para la reposición de solo cinco directores en sus respectivos cargos y sus salarios implica un monto de G. 1.000 millones más en forma anual.

De acuerdo con las informaciones que se manejan, necesariamente el Congreso debe crear cargos similares a los que estaban ocupando los funcionarios antes de la jubilación, ya que al retirarse fueron ocupados por otros.

En la lista de los directores a quienes se les podría calificar “de oro” figuran el de la Comisión de Salud, Víctor Nicolás Pérez Noguera; el de Comunicación, Santiago Carmelo Caballero Britos, y de Asesoría Jurídica, Blanca Victoria Florentín de Belotto.

En esa misma lista aparece otro de los asesores Diego María Bertolucci Vega, y Adalberto Ramón Mongelós Vallovera, coordinador de la Comisión de Administración de la Biblioteca y Archivo.

Los citados al igual que otros 14 funcionarios que debían por ley acogerse a la jubilación se resistieron a dejar sus cargos por lo que accionaron ante la Corte.

Fue el propio Ministerio de Hacienda el que pidió en su momento que se remita la lista de los funcionarios.

El Senado entonces remitió una lista de 32 funcionarios, de los cuales en principio solo un grupo accionó, pero al percatarse de la respuesta favorable se sumaron más.

Los empleados figuraban en las planillas del Senado, Congreso y Diputados.

Una de las últimas en accionar fue la directora general de El Cabildo, Margarita Morselli, quien con la sentencia favorable prácticamente ahora es inamovible del cargo.

La mayoría de los funcionarios en su momento fueron ubicados por cuestiones políticas en los distintos periodos, dependiendo del color del presidente del Congreso que asumía de turno.

jugosos salarios. Pérez Noguera ingresó en el Parlamento en 1994. Con su salario sumado a gastos de representación, mensualmente percibía un monto de G. 15.229.000.

Caballero Britos está en el Congreso desde el año 1996, y sus haberes totalizaban la suma de G. 19.427.900.

Florentín de Belloto, por su parte, fue una de las funcionarias que ingresaron de la mano del ex presidente del Congreso Jorge Oviedo Matto, del Unace, en el 2012.

La misma se desempeñaba como directora general de Asesoría Jurídica, y percibía en concepto de salario y gastos de representación un monto de G. 17.527.000.

Bertolucci Vega también había ingresado a la institución de la mano de otro ex oviedista y ex presidente del Congreso Enrique González Quintana, en el 2006.

Se había desempeñado en el mismo cargo que la señora Florentín de Belotto, y luego quedó como asesor con un sueldo mensual de G. 11.000.000. Mongelós Vallovera por su parte tenía un salario de G. 7.000.000.

En la página web del Senado se pueden constatar la información sobre los sueldos y otros beneficios que perciben los funcionarios del Senado y del Congreso.

Para el pago del salario de estos cinco directores necesariamente se tiene que dar una ampliación presupuestaria, que está en este momento en estudio en Diputados.

Embed