4 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 4 de septiembre de 2016, 01:00

Compra de deuda campesina se realizará recién en un mes

Luego de la firma de acuerdo de compraventa de la cartera adeudada por los campesinos en el sector privado, los bancos y financieras involucrados pidieron de 30 a 45 días para censar a los posibles beneficiados.

Recién después de este proceso, se procedería a la compra de las deudas por parte del Banco Nacional de Fomento (BNF), informó el presidente de la mencionada institución, Carlos Pereira.

Es decir, la principal reivindicación de los labriegos agrupados en la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) recién se concretaría a finales del mes, teniendo en cuenta que el acuerdo entre el BNF y el sector privado para comprar las deudas de los campesinos, se realizó el pasado 25 de agosto.

Sin embargo, los campesinos ya están programando otra protesta para ese mes, a partir del 20 de setiembre. Como no se concretó aún la compra de las deudas privadas, un pedido que se acordó con el Gobierno hace cinco meses, luego de más de 20 días de protestas, los campesinos reflotan su pedido de condonación con la protesta.

Tiempo. “Seis entidades financieras solicitaron al Banco Nacional de Fomento entre 30 y 45 días para censar a los pequeños productores que buscan la refinanciación de sus deudas, a fin de presentar un listado definitivo de beneficiarios”, explicó el presidente del BNF en entrevista con Radio Monumental.

Banco Atlas, Interfisa Banco, Visión Banco, Financiera El Comercio, Crisol y Encarnación Financiera SA y el Banco Familiar son las entidades privadas que concentran la deuda campesina que será adquirida.

Son más de 10.000 los campesinos que adeudan un poco más de G. 34.400 millones (USD 6,2 millones) en bancos y financieras, según datos del BNF.

El presidente de la banca pública explicó que en un principio, los campesinos presentaron una lista de posibles beneficiados con la compra de más de 24.000 nombres.

Sin embargo, esto se redujo a poco más de diez mil debido a que varios de ellos superaban el límite de duda de G. 45 millones. Algunos fueron excluidos por figurar en otros programas del Gobierno, dijo.