23 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
viernes 13 de enero de 2017, 02:00

Cámara de Lácteos no acudió a licitación de vaso de leche

Debido a que la Gobernación de Central adeuda un total de G. 23.582.843.050 a tres empresas de la Cámara Paraguaya de Industriales Lácteos (Capainlac), los agremiados decidieron no presentarse ayer a la licitación a la subasta a la baja electrónica para la provisión del vaso de leche para 200.000 niños. Una sola empresa presentó ayer su oferta a la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP).

Los asociados a Capainlac, que aglutina a ocho empresas lecheras, decidieron no ofrecer sus servicios por la acumulación del pasivo durante los años 2014 al 2016 que afecta a tres empresas. La Gobernación del Departamento Central adeuda a la Cooperativa Chortitzer G. 8.638.941.191, a Camica SRL la suma de G. 8.279.767.200 y a la Cooperativa Colonias Unidas el monto de G. 6.664.134.659.

El presidente de Capainlac, Erno Becker, hizo un llamado a Blas Lanzoni, gobernador de Central, para que la institución cancele la deuda. La denuncia se hace pública, cansados de las reiteradas promesas de saldar el pasivo por parte de la Gobernación de Central y del Ministerio de Hacienda.

“Los chicos recibieron el vaso (de leche) en tiempo y forma y, sin embargo, nosotros no hemos cobrado nuestros haberes que suman mucho para cualquier industria láctea”.

Recientemente, se saldó solo el 48% de la deuda que rondaba G. 45.769.269.760 acumulado en los últimos tres años, por lo que el pasivo se mantiene en G. 23.582.843.050, señaló Eddi Wiebe, gerente de la Cooperativa Chortitzer.

“Una vez más queremos tratar de transmitir nuestra preocupación a la opinión pública. Venimos trabajando en los últimos dos años en llegar a un acuerdo. Los niños al final van a pagar los platos rotos. Cumplimos como proveedores, solamente exigimos el pago de lo que ya cumplimos”. El empresario señaló que para seguir operando tuvieron que realizar préstamos de bancos que representa una gran carga para Chortitzer.

El Ministerio de Hacienda se comprometió a pagar G. 6 mil millones a los proveedores; sin embargo, los asociados a Capainlac ya no creen en las promesas que se “arrastran desde hace dos años”.

La millonaria deuda está afectando a la economía de los productores, señaló Becker, titular de Capainlac. “Desanima al sector lechero; este año estamos estancados”, dijo.