11 de diciembre
Domingo
Mayormente nublado
20°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
17°
30°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
domingo 30 de octubre de 2016, 01:00

Arroceros aguardan hace 10 días respuesta del Gobierno

Por Raúl Cortese

CARMEN DEL PARANÁ

Unos 50 pequeños productores arroceros continúan desde la semana pasada con sus máquinas agrícolas estacionados al costado de la calzada de las intersecciones de las rutas 1 y 8, en el distrito de Coronel Bogado (Itapúa), cumpliendo hoy 10 días de espera de respuesta de parte del Gobierno Nacional al pedido que realizaron en varias ocasiones.

De manera casi diaria y con discusiones con los agentes policiales que cubren la zona, los arroceros suben con sus máquinas sobre la calzada y marchan a velocidades reducidas ocupando solo una mano, pero generando inconvenientes en el tránsito automotor.

“Estamos sin dinero y por esa consecuencia sin poder trabajar en el campo, necesitamos ayuda del Gobierno para poder iniciar una zafra y casi ya no tenemos tiempo, el ciclo del arroz para sembrar se cierra en tan solo días y ya no tendremos tiempo de poder iniciar la siembra”, explicó Gustavo Müller, vocero del pequeño grupo de productores, que cubren unas 10.000 hectáreas en total, entre los departamentos de Misiones como Itapúa y Caazapá.

Los arroceros resaltaron que ya no saben a quién acudir, debido a que ya han dialogado con el presidente del BNF, el ministro de Agricultura y hasta con el mismo presidente Horacio Cartes.

Los afectados señalaron que el mal mecanismo de comercialización es lo que ha provocado que los arroceros hoy se encuentren sin dinero para poder iniciar la zafra, además de estar ya endeudados con las financieras como entidades bancarias. “Unos 7 millones de dólares le pedimos al Estado que nos facilite para arrancar las máquinas y ponernos a trabajar, ya no tenemos ni combustible, en la actualidad una hectárea de arroz tiene un costo de unos G. 3.600.000. Solicitamos ayuda hasta a la misma EBY, y no hemos recibido respuesta”, explicó Müller.

Félix Viedma apuntó que reclaman un crédito blando con unos 10 años de plazo y dos años de gracia.