7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
24°
31°
Jueves
Tormentas
22°
28°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Muy nublado
20°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
martes 30 de agosto de 2016, 01:00

Allanaron empresa que vendió el aparato de espionaje a la Senad

El fiscal de la unidad de Delitos Económicos y Anticorrupción, Martín Cabrera, allanó ayer la empresa Televox SRL en el marco de la supuesta sobrefacturación por la compra de equipos de espionaje que fueron adquiridos por la Senad en el 2012 y pagados en el 2013, por más de USD 2.500.000.

El representante del Ministerio Público indicó que incautaron de la empresa chequeras, facturas de compra, recibos, documentaciones de la sociedad con la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) y otros elementos probatorios a fin de ser analizadas con posterioridad.

“Existen varios hechos que están siendo indagados. En primer lugar la empresa presentó supuestamente facturas de contenido falso por más de cinco mil millones de guaraníes ante la SET para justificar los ingresos (producción de documentos no auténticos, evasión de impuestos). Por otro lado investigamos lesión de confianza, en el caso de que se haya pagado más de lo debido por estos equipos y si es que realmente (el propietario Nicasio) Bóbeda fue el que cobró el importe”, explicó Cabrera.

Mencionó que la contadora de la firma, Silvia Jara, no presentó las facturas aparentemente falsas, porque fueron comidas por termitas (kupi’i). Sin embargo durante el allanamiento pudieron decomisar los documentos y constataron que la profesional había mentido.

Además en el lugar se encontraba Bóbeda, quien alegó que todas las negociaciones las realizó con el ex ministro de la Senad Luis Rojas.

Indicó que no tenía capital para comprar los aparatos de espionaje, y que recién lo hizo cuando la Senad le desembolsó primeramente 2 millones de dólares, el 15 de noviembre de 2012 y que fue autorizado por el actual ministro del Interior, Francisco De Vargas. Luego el 10 de abril de 2015 ya Luis Rojas autorizó el pagó por 1.250 millones de dólares para equipos tácticos de comunicación.