Política

Legisladores desafían a la gente y aseguran que no existe indignación

Pedro Alliana, Carlos Portillo, Tomás Rivas y Ulises Quintana sostienen que Diputados no es la Cámara de la vergüenza, y que ese mote está instalado solo por algunos medios de prensa.

El mote de Cámara de la vergüenza viene pesando desde hace un buen tiempo sobre la Cámara de Diputados por las diferentes decisiones impopulares que asumen.

Esto se recrudeció en la última semana, luego que una mayoría decidió rechazar los pedidos de pérdida de investidura que pesaba en contra de los colorados Ulises Quintana y Tomás Rivas y el liberal Carlos Portillo, situación que aumentó la indignación ciudadana.

Sin embargo, y de acuerdo a los blanqueados y el propio presidente de la sede parlamentaria, Pedro Alliana, no existe tal indignación y lo de Cámara de la vergüenza no es más que una cuestión instalada por algunos medios de comunicación.

“El problema es que algunos medios hablan y se jactan de hablar de la ciudadanía. Los que nos tildan de esa manera son algunos medios de comunicación, no la ciudadanía, yo no lo veo así”, aseguró Alliana.

Señaló que de igual modo se tiene que mejorar la imagen de la Cámara, pero que eso no implica seguir el ritmo que algunos medios de comunicación quieren instalar. “Eso no va a ocurrir, si bien eso ocurre en otra Cámara (aludiendo al Senado), acá no va a ocurrir y si eso nos lleva a que la ciudadanía nos tilde de tal o cual manera, creo que algunos están dispuestos a asumir ese desafío”, añadió.

De acuerdo a Alliana, en Diputados tienen sus errores, pero también sus aciertos y que lo que se decidió la semana pasada con sus tres colegas que tienen cuentas con la Justicia, fue darles la oportunidad de defenderse. “A no entrar en una prejudicialidad y que las instituciones sigan sus investigaciones. Están todos desaforados. Si las instancias correspondientes les encuentra culpables, no tengan ninguna duda que se les va a castigar”, puntualizó.

Por su lado y en el mismo sentido se expresó Tomás Rivas, quien aseguró que no recibe ningún tipo de escraches por parte de la ciudadanía y mucho menos en su departamento. Descartó también que la Cámara Baja sea la Cámara de la vergüenza.

En cuanto a Quintana, el mismo restó nuevamente importancia a que no se le permita el ingreso a ciertos locales y sostuvo que solamente dos shoppings donde acude la “chuchicracia” están en su contra. Añadió que publicaciones tendenciosas no significan que no sea una persona honesta y capaz de ganar las elecciones municipales de Ciudad del Este.

Rivas fue imputado por cobro indebido de honorarios, estafa, expedición de certificados sobre méritos y servicios de contenido falso, por el caso conocido como caseros de oro, que salió a la luz con una investigación de Última Hora en el 2017.

Quintana está acusado por asociación criminal para el tráfico de drogas y lavado de dinero; por los supuestos vínculos que tiene con el presunto narcotraficante Reinaldo Cucho Cabañas.

"Los que nos tildan de esa manera (Cámara de la vergüenza) son algunos medios de comunicación, no la ciudadanía, yo no lo veo así".

"Lo que se hizo con los tres colegas fue darles la oportunidad de defenderse y a no entrar en la prejudicialidad". Pedro Alliana, diputado ANR.


"Solamente los shoppings en donde acude la chuchicracia son los que están con la indignación selectiva".

Ulises Quintana, diputado ANR.

"Yo no siento ninguna indignación ciudadana. En mi departamento en ningún momento me escracharon". Tomás Rivas, diputado ANR.

Perlas de diputados
Intendentes: Más de una docena de intendentes denunciados por corrupción fueron blanqueados en Diputados.
Declaración: La mayoría de Diputados decidieron que la declaración jurada de bienes no sea público.
Salvataje: El año pasado le blanquearon a José María Ibáñez y la semana pasada a otros 3.
Blanqueo: Aprobaron una reprogramación de G. 2.000 millones para tapar despilfarro de Cuevas.

Dejá tu comentario