Política

La pérdida de investidura generó un “todos contra todos” en Senado

Algunos senadores, como Blanca Ovelar y Hugo Richer, manifestaron su indignación ante la falta de seriedad de sus colegas. Creen que se instaló una pulseada ideológica entre izquierda vs. derecha.

En el Senado hay disconformidad con relación a los proyectos de pérdida de investidura que se están impulsando como una especie de pulseada ideológica.

La abdista Blanca Ovelar cree que el escenario va camino a un todos contra todos con condimentos ideológicos de simpatía política.

Hugo Richer, del Frente Guasu, considera que se está perdiendo la seriedad en los pedidos de expulsión.

Mencionó que entre los comentarios de pasillo escuchó que incluso se estaría presentando también la pérdida de investidura de otros dos senadores más.

Por un lado, Fernando Lugo, de su mismo equipo político, por su supuesta vinculación con el EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo).

Por el otro, se habla que también está en la lista el cartista Sergio Godoy, por contactos que habría tenido con el empresario brasileño Darío Messer, procesado por lavado de dinero en el vecino país.

“Parece que esto va camino a un todos contra todos con condimentos ideológicos, de simpatía política, qué sé yo”, dijo indignada Ovelar.

“Está todo revuelto. Cambalache siglo XXI. No se está hablando. Mutis total”, señaló la senadora colorada.

“Te golpeo, me golpeas”. Richer trajo a colación que el pedido de pérdida de investidura de Fidel Zavala, de Patria Querida, no tendrá viabilidad, a menos que algún parlamentario se haga cargo.

En cuanto al caso de Sixto Pereira, promovido por los cartistas Enrique Riera y Antonio Barrios, cree que se trata de una jugada política que puede llevar a un mal manejo de la pérdida de investidura.

“Te golpeo a vos, vos me golpeás a mí. En ningún momento se tienen en cuenta los requisitos básicos del artículo 201”, cuestionó.

Alegó que en el audio que atribuyen a Pereira se habla de una hipótesis, de que podría estar pidiendo plata.

“Así también escuché que se va a presentar otro contra Lugo y Godoy, por el caso Messer”, mencionó el senador.

“Se está perdiendo la seriedad de una cámara que a duras penas algunas cosas hizo para mejorar su imagen”, sentenció el luguista.

Insistió en que se pierde la seriedad cuando el artículo 201 es de la competencia de ambas cámaras del Congreso.

“Me parece que estas medidas que se van tomando son contradicciones internas dentro de los partidos o una cuestión ideológica contra izquierda o derecha, pero nadie habla de las pruebas fehacientemente comprobadas como establece la Constitución Nacional”, remarcó.

Aseguró que en algún momento el Senado tiene que tratar todos los pedidos de pérdida de investidura que fueron presentados.

Volvió a hacer referencia a los que se plantearon oficialmente, que son los de Rodolfo Friedmann, Javier Zacarías Irún y Sixto Pereira.

“Los tres van a ser tratados. El tema es tratarlo ahora como están las cosas o recurriendo al acuerdo anterior de tratar después que se apruebe el reglamento para la pérdida de investidura“, indicó.

Refirió que terminó el consenso sobre la atribución de la Cámara para resolver sobre el tema, por lo que a su criterio es más peligroso.

“Puede haber gente que sí se merece (la expulsión), pero como ahora hay opiniones de pedirle a la Corte que se pronuncie sobre el tema (...)”, manifestó el senador.


Parece que todo esto va camino a un todo contra todos con condimentos ideológicos, de simpatía política. Blanca Ovelar, Colorada Abdista.

Se está perdiendo la seriedad de una Cámara que a duras penas algunas cosas hizo para mejorar su imagen. Hugo Richer, Frente Guasu.

Es cuestión de números y no de razones, según analista político
El analista político Marcos Pérez Talia afirmó que si se aprueba la expulsión de los senadores Javier Zacarías Irún, Rodolfo Friedmann, Sixto Pereira y Fidel Zavala, se estaría dando la salida anticipada de casi un 25% del cuerpo colegiado en un mismo periodo, y “recién vamos por la mitad del mandato”.
“El problema es que los cuerpos colegiados no solo actúan por motivaciones éticas/morales, sancionando al que obró mal, sino también por estrategias partidarias, como reacción a una acción previa, por venganza”, dijo.
“Leí que el senador Enrique Riera dijo que las numerosas pérdidas de investidura en el Senado son ‘la respuesta natural al clamor ciudadano de depurar la política’. Me pregunto: ¿Por qué trasladar la responsabilidad de los partidos a un órgano colegiado que, muchas veces, actúa por distintas y a veces contradictorias motivaciones?”, indicó el experto.

Dejá tu comentario