País

Amistad virtual: Jóvenes huyen del “cara a cara” por temor al rechazo

 

“A esta generación no solamente le cuesta cultivar amigos, esta generación tiene la característica de que carece o tiene muy poca capacidades sociales: encarar una conversación frente a frente”, reflexiona la sicóloga clínica Fátima López Moreira, especialista en atención de adolescentes, adultos y parejas. Esto es como resultado –observa– de reducir las relaciones interpersonales al ámbito de lo virtual, sea celular, computadoras, juegos online, etc.

“Entonces, la persona no tiene el desarrollo de esas capacidades sociales; por lo que huye a esto y al huir está reforzando aún más este miedo de enfrentarse a situaciones sociales. Muchas veces los jóvenes tienen miedo a ser rechazados y, justamente, al no hacer posible o al no intentar esas relaciones cara a cara, están reforzando esos miedos que puedan tener y así también refuerza esta incapacidad social de la que hablaba antes”, analiza.

Es así como, la generación actual de jóvenes tiene la característica de ser: “muy individualistas, tienen muy poca tolerancia a la frustración y muy pocas capacidades sociales”, enumera.

López Moreira refiere que esta problemática es materia de estudio en el campo de la sicología, en razón a que está produciéndose todo un cambio a nivel de las habilidades que tienen que tener el ser humano y eso como consecuencia de estar dependiendo en exclusiva de los aparatos tecnológicos.

“Se dan muchos problemas en cuanto amistades porque como sus habilidades sociales están reducidas a lo que es celular y computadoras, se encuentran con una persona que eventualmente no le contesta el teléfono o que le deja en visto y estas personas pueden sentirse mal o pueden interpretar que ya no quieren su amistad; sin embargo, puede ser que solamente del otro lado, o no estaba teniendo tiempo o no podía responder”, comparte.

Muchas veces esas habilidades sociales –resalta– se gestan con la amistad desde épocas tempranas. Por lo que, sugiere, se debe equilibrar la educación en valores con relaciones reales, físicas, y el uso de los dispositivos móviles.

“En sí no son malos los celulares, iPads, laptops. Si se sabe usar en equilibrio puede ser un recurso muy bueno y muy interesante; el exceso es lo malo”, distingue.

Por eso, considera clave que los maestros y padres de familia eduquen en valores: “hoy en día la educación en valores tiene que implicar una educación en equilibrio; eso significa que sepamos dirigir un tiempo a la parte digital y otro para lo que es un encuentro real. Y precipitar o propiciar encuentros reales: llevar a los niños a que se encuentren con otros, grupos de lectura, grupos de lo que sea donde los chicos puedan adquirir estas habilidades sociales”, recomienda.

Embed

Puede confundir a los jóvenes pensar que tienen muchos amigos porque tienen muchos ‘amigos’ en Instagram o en Facebook.

No son amigos reales, son amigos virtuales, no están en la vida real (...). Esto genera muchos conflictos a nivel personal de los jóvenes.

Tienen miedo del encuentro con el otro. Y cuando yo indago un poco ¿cuál es el miedo? Tienen miedo a ser rechazados. Fátima López Moreira, sicóloga.

Dejá tu comentario