6 de diciembre
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Editorial
lunes 31 de octubre de 2016, 01:00

Los índices internacionales muestran nuestras falencias

La semana pasada se hizo público el índice del proyecto Doing Business, en el que ubica a Paraguay en el lugar 106 de 190 países, con una caída con respecto al año anterior de varios lugares, debido a un retroceso en uno de los indicadores del ránking relativo al crédito. A principios de año se difundió el Índice de Competitividad del Foro Económico Mundial, que señala importantes obstáculos para el avance económico nacional. El Gobierno paraguayo debe analizar las razones por las cuales Paraguay se encuentra siempre entre los países más desventajados en la mayor parte de los índices mundiales y diseñar e implementar medidas que reviertan esta situación.

El desarrollo económico de Paraguay requiere de un ambiente propicio para que las empresas, desde las micro hasta las grandes, puedan desarrollar sus negocios, hacerlos rentables y generar los ingresos suficientes para que sus propietarios, familias y trabajadores vivan con dignidad.

En lo que va del año, dos organizaciones internacionales han dado a conocer índices que valoran el ambiente económico para desarrollar adecuadamente la actividad empresarial. A inicios de año, el Foro Económico Mundial dio a conocer el Índice de Competitividad, mientras que esta semana el proyecto Doing Business publicó su índice de similar denominación.

Ambos instrumentos ubican a Paraguay en los últimos lugares. El primero pone a Paraguay en el lugar 106 de 190, mientras que el Índice de Competitividad Global en el lugar 118 de 142 países.

El índice construido por el proyecto Doing Business, recientemente dado a conocer, mide la facilidad para hacer negocios. Este último año, además de posicionar al Paraguay lejos de los mejores lugares, muestra una caída en términos relativos con respecto al año anterior, fundamentalmente por el mal desempeño del componente vinculado a la obtención de créditos. Este componente observa los derechos legales de los acreedores y deudores respecto de las transacciones garantizadas y la difusión de información crediticia.

Por su parte, el Índice de Competitividad del Foro Económico Mundial también analiza los factores problemáticos para hacer negocios, encontrando que los más importantes para el país son la corrupción, el bajo nivel de educación y también el acceso al crédito. Ambos indicadores presentan factores comunes que afectan a las posibilidades de que las personas y empresas puedan dar impulso a sus emprendimientos productivos y que ellos se constituyan en fuentes de ingresos honestas, duraderas y capaces de proveer los medios necesarios para vivir.

El Gobierno debería revisar cuáles son los problemas que enfrenta el país e implementar las políticas que reviertan la situación de Paraguay reflejada en estos dos índices. Estos problemas señalados en los índices no son desconocidos en el país. La corrupción, reflejada esta semana en el contrabando que afecta a los precios de los productos agrícolas, la baja calidad de la educación, problema también presente con los conflictos con estudiantes secundarios y universitarios, y el bajo y mal acceso al crédito señalado por los empresarios y campesinos dan cuenta de que los índices muestran las falencias que efectivamente existen.

Un contexto adecuado para el desarrollo de los negocios es central en un país que requiere impulsar el empleo e insertarse internacionalmente. Las políticas públicas son fundamentales en este objetivo.