8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Lluvioso
20°
26°
Sábado
Mayormente nublado
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 16 de octubre de 2016, 13:52

Los chilenos se manifiestan contra el sistema privado de pensiones a pesar de la lluvia

Santiago de Chile, 16 oct (EFE).- Miles de chilenos asistieron hoy a la tercera marcha nacional contra el actual sistema privado de pensiones impuesto en 1981 por la dictadura de Augusto Pinochet, a pesar de las bajas temperaturas y las intensas lluvias que han caído en la mayor parte del país.

Según los organizadores, la marcha pacífica que se replicó en 50 ciudades congregó en Santiago más de 50.000 personas.

"Este llamado a luchar por un nuevo sistema provisional ya se instaló en la conciencia de la gente", indicó el vocero de la Coordinadora regional No+AFP, Mario Mandiola.

"La gente tuvo conciencia y desde temprano llegó pese a que el pronóstico del tiempo no era favorable", añadió.

Desde hace 25 años, los ciudadanos chilenos están obligados a depositar sus ahorros de jubilación en cuentas individuales manejadas por entidades privadas conocidas como Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Actualmente, el 90,75 % de los jubilados de Chile recibe pensiones inferiores a 154.304 pesos mensuales (233 dólares), casi la mitad del sueldo mínimo establecido en el país suramericano, según un informe publicado por la Fundación Sol.

Esto representa entre un tercio y un 50 % de los ingresos que recibían los pensionistas durante su vida laboral.

Paraguas decorados con consignas contra el sistema de AFP y lienzos en los que se podían leer peticiones por un sistema de pensiones de "reparto solidario" son algunos de los elementos con los que los manifestantes han desfilado por las calles de la capital.

La Coordinadora No+AFP denunció que el actual modelo hace que el 79 % de los jubilados reciban una pensión menor al sueldo mínimo.

"Seis AFP privadas concentran todos los ahorros de los trabajadores y trabajadoras y el 60 % de los montos ahorrados está invertido en empresas fuera del país", explica un video lanzado este viernes por la Coordinadora No+AFP que invitaba a la ciudadanía a participar en la protesta.

"Los grupos económicos financian la elite política para que el sistema de AFP se mantenga sin cambio alguno", añade el video publicado en las redes sociales.

Para revertir la situación, proponen un sistema público, solidario y de reparto con el que "cada quien aporta según sus posibilidades y recibe una pensión acorde a sus necesidades".

La pensión que reciben los actuales trabajadores chilenos cuando se jubilan está determinada por la fluctuación de los mercados y el rendimiento de los fondos que los asalariados depositan mensualmente en las AFP (que representa el 10 % de su sueldo).

La Asociación Gremial de Administradoras de Fondos de Pensiones (AAFP) negó este jueves que las pensiones en Chile fueran tan bajas como aseguró el año pasado una comisión asesora de la presidenta Michelle Bachelet.

"Esos números tienen problemas graves. Es urgente mejorar las estadísticas", dijo Rodrigo Pérez Mackenna, presidente de la Asociación, durante una reunión con corresponsales de la prensa extranjera.

A su parecer, el sistema "tiene fortalezas pero muchos temas que corregir" y aseguró que las causas de las bajas pensiones radican en la baja cotización de los trabajadores, la alta evasión, la caída de las tasas de interés, el incremento de salarios y la falta de información.

Pérez Mackenna respaldó la propuesta del Gobierno de aumentar en 5 puntos porcentuales la tasa de cotización y propuso también combatir la evasión, ofrecer incentivos para postergar la edad de retiro y instaurar la cotización obligatoria para los trabajadores independientes.

Esta fue la tercera marcha nacional convocada por la plataforma No+AFP en Chile. La primera se realizó el 24 de julio y reunió a más de 750.000 personas en todo el país.

La masiva manifestación logró poner el tema de las pensiones en la primera plana de la agenda nacional, lo que llevó a la presidenta chilena, Michelle Bachelet, a anunciar una serie de medidas para mejorar el sistema.