9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 23 de septiembre de 2016, 12:22

La Policía de Charlotte (EE.UU.) arresta al presunto asesino de un manifestante negro

Charlotte (EE.UU.), 23 sep (EFE).- La Policía de Charlotte-Meckenburg detuvo hoy a un sospechoso de matar a un manifestante que protestaba por la muerte del afroamericano Keith Lamont Scott a manos de un agente local.

El jefe de policía de la ciudad, Kerr Putney, indicó en una rueda de prensa que la detención se produjo hoy mismo, después de haber revisado los vídeos de seguridad en los que se ve el momento en el que Justin Carr, un afroamericano de 26 años, fue alcanzado por un disparo mientras participaba en una protesta.

Carr, que estaba en "estado crítico" desde el miércoles, falleció este jueves en un hospital.

El jefe de policía no facilitó la identidad del detenido y dijo desconocer si tenía algún vínculo con Carr.

Putney informó además de que la pasada noche, durante la tercera jornada de protestas, se realizaron tres detenciones, una de ellas por portar un arma de fuego, y cuatro efectivos de la policía local y la Guardia Nacional resultaron heridos de poca gravedad.

El jefe de policía destacó que el toque de fue impuesto a última hora del jueves, después de que la víspera se decretase el estado de emergencia en la ciudad, es una "herramienta" para garantizar la seguridad de la ciudad.

Sin embargo, aseguró que la utilizan con "discrecionalidad" para que las fuerzas del orden no contribuyan en la escalada de violencia y no harán uso de esta posibilidad si las manifestaciones son pacíficas.

Así fueron, explicó, en su mayoría, las de la pasada noche, con algunos incidentes aislados, como cortes de calles y carreteras, después de que las dos noches previas se saldasen con una cincuentena de detenidos, numerosos heridos y una víctima mortal.

Putney dijo que solicitó el toque de queda al tener conocimiento de que un "violento grupo" de manifestantes tenía previsto llegar a la ciudad procedente del vecino estado de Carolina del Sur.

En la misma conferencia de prensa, la alcaldesa de la ciudad, Jennifer Roberts, se congratuló de que la pasada noche fuera mucho más tranquila que las dos precedentes, con protestas dentro de los márgenes de la ley.

A pesar de ello, la alcaldesa aseguró que el toque de queda, desde la medianoche hora local (04.00 GMT) hasta las 06.00 (10.00 GMT), se mantendrá activo durante el fin de semana, y afectará a locales de ocio.

"Continuaremos manteniendo los actuales recursos y nos estamos preparando para el fin de semana que se avecina", dijo la regidora en la conferencia de prensa conjunta.

Cuestionados por la polémica de si las autoridades deben hacer públicos los vídeos que se grabaron de la muerte de Scott, tanto Putney como Roberts se mostraron partidarios de hacerlo, pero dudaron sobre el momento.

"Me inclino hacia la transparencia, sin embargo sé que hay un equilibrio delicado cuando hay una investigación en curso", dijo el oficial.

Roberts indicó que los dos vídeos que ha visto no se puede sacar una conclusión sobre si Scott portaba algo en sus manos cuando fue abatido.

Las protestas estallaron el martes después de que un policía matara a tiros a Scott, de 43 años, en el aparcamiento de un edificio de apartamentos.

La Policía acusó a Scott de ir armado y de suponer una "amenaza de muerte inminente" para los agentes, un relato que familiares y testigos rechazan.