21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
18°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 22 de junio de 2017, 18:22

Frente Guasu califica de "farsa" destitución de expresidente Lugo

El Frente Guasu calificó este jueves de "farsa" el juicio político que hace cinco años destituyó al presidente y actual senador de esa formación de izquierda Fernando Lugo, originado tras una matanza en el este del país que dejó 11 labriegos y 6 policías muertos.
EFE

"Un día como hoy, hace cinco años, se truncaba de forma abrupta la democracia de la República, interrumpiendo arbitrariamente la gestión del Gobierno constitucional de Fernando Lugo, a través de una grotesca farsa a la que se hizo llamar juicio político", indicó la formación a través de un comunicado.

Lugo, que llegó al poder en 2008, fue destituido en 2012 por "mal desempeño" de sus funciones en un juicio parlamentario que fue tildado de irregular por organizaciones como el Mercosur, conformado por Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela y Paraguay, que suspendió temporalmente a este último del bloque.

El juicio fue impulsado a raíz de la matanza ocurrida una semana antes en unas tierras en disputa entre una empresa sojera y campesinos en Curuguaty (departamento de Canindeyú).

El Frente Guasu alega que la destitución de Lugo supuso un corte del proyecto de "reivindicación social" que estaban llevando a cabo y acusó a "poderes fácticos" de ser los impulsores de aquel suceso político.

"Hoy, esos mismos poderes fácticos que determinaron la ruptura de la democracia para preservar sus intereses están ejerciendo presión", explicaron.

Apuntaron a que en su mayor parte son compañías trasnacionales "con poderío económico" que buscan "preservar sus cuantiosas ganancias acumuladas" a costa del pueblo paraguayo.

Un tribunal condenó el pasado año a once campesinos a penas de entre cuatro y 30 años de cárcel por la muerte de seis policías en la matanza que derivó en la destitución de Lugo, mientras que las muertes de los labriegos nunca fueron investigadas.

Tras la destitución de Lugo, el exobispo ha ejercido como senador para su formación política desde 2013 y hace una semana fue nombrado para ocupar el cargo de presidente del Congreso, título que asumirá el próximo 1 de julio.